IFE: qué dijo la titular de la ANSeS sobre el futuro del bono de $10.000 y las alternativas que se analizan para reemplazarlo

En declaraciones televisivas, Fernanda Raverta comentó las diferentes opciones que evalúa el Gobierno para la ayuda social en el contexto de la pandemia de COVID-19.
martes, 3 de noviembre de 2020 · 14:57

Mientras se acerca el inicio del cronograma de pagos de la Asignación Universal por Hijo, jubilaciones y otras prestaciones de noviembre, el Gobierno todavía no definió cómo será la continuidad de las iniciativas de asistencia social como resultado de la pandemia de covid-19 y el parate económico que la acompañó. La titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, dijo que la vuelta a la actividad de muchos sectores del país obliga a reconsiderar si se hará otro pago del Ingreso Familiar de Emergencia, el bono de $10.000 que se pagó en tres oportunidades a casi 9 millones de familias o si se crea otra prestación.

“Seguimos evaluando cómo seguir sosteniendo las familias argentinas sabiendo que hay lugares en donde tal vez los trabajadores y trabajadoras pudieron volver a trabajar, también los monotributistas A y B, por lo tanto la dinámica de lo que fue pasando en distintos lugares de la Argentina, en distintas provincias y en distintas ciudades ha ido poniendo sobre la mesa situaciones diferentes”, dijo Raverta en declaraciones a Crónica TV.

“Por eso el equipo económico está evaluando cómo sigue y de qué manera va a evolucionar. Si va a ser con una nueva prestación, si va a ser con un nuevo derecho, o con un nuevo pago. Esto es lo que se está evaluando por estos días”, agregó la funcionaria.

“El proceso de bancarización que hicimos para las familias que no habían tenido nunca una CBU, casi dos millones y medio de personas, no habían estado bancarizados nunca antes del Ingreso Familiar de Emergencia, generó que pudiéramos decir que no solo tenemos registro de casi 9 millones de argentinos y argentinas que no tienen un ingreso estable registrado, sino que además están incluidas en el sistema bancario para seguir siendo sujeto de otros derechos o de otros ingresos que vayamos implementando en la medida que pase el tiempo”, destacó por último.

Una de las ideas que circula en el Gobierno según fuentes oficiales es un ingreso más “focalizado”, para jóvenes de entre 18 y 28 años y mujeres adultas, jefas de hogar, que hayan perdido su empleo.

Sin embargo, desde el Ejecutivo advirtieron que es posible que la idea de focalizar y tener un padrón de beneficiarios “más fino” no se pueda llegar a aplicar antes de fin de año. “Pero tampoco se definió si habrá un IFE 4 tal cual lo conocemos”, explicaron.

Otras versiones que circularon es que de existir un cuarto pago se concretaría recién más cerca de fin de año. El cronograma de pagos también es algo que todavía está bajo el análisis de los funcionarios de las distintas áreas. Esta semana, aunque aún no está definido el día, se realizará una nueva reunión del Gabinete económico donde puede haber algún avance en el tema.

El primer pago del IFE fue abonado entre abril y mayo. El segundo pago se concretó entre junio y julio; y el tercero, en agosto. Actualmente reciben el ingreso de $10.000, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo, trabajadores informales, desocupados y monotributistas de las categorías más bajas y para el personal de Casas Particulares.

El rango etario en donde más se concentraron los beneficios es entre los 25 y 34 años (3 millones), seguido por entre 18 y 24 años (2,5 millones), el rango etario más afectado por el desempleo. El rango con menor concentración de beneficiarios es el que va de los 55 a los 65 años (600.000), según los datos de la Anses.

Fuente: Infobae