Coca-Cola muda de Argentina el manejo de sus operaciones regionales

La dirección de la multinacional en el Cono Sur, que históricamente se manejó desde Buenos Aires, ahora se ubicará en Brasil. La operación no implicará modificaciones para el consumidor.
miércoles, 30 de septiembre de 2020 · 11:21

 

Coca-Cola mudará desde nuestro país a Brasil sus operaciones en la región. En medio de una reestructuración de sus negocios a nivel continental, la empresa manejará desde Río de Janeiro las filiales sudamericanas (Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina) que hasta ahora dependían de Buenos Aires. 

Según publica el diario La Nación, la operación no implicará modificaciones para el consumidor, ya que todos los productos se seguirán fabricando y comercializando normalmente a nivel nacional. Sin embargo sí habrá reducciones en la planta de personal ya que para avanzar con esta movida, la multinacional puso en marcha un agresivo plan de retiros voluntarios.

Para la Argentina, la decisión de Coca-Cola es un revés desde el punto de vista de los negocios que, según fuentes del sector, no está ajeno al mal clima empresario. También representa un cambio simbólico e importante porque la marca había concentrado históricamente el manejo de las operaciones para el Cono Sur en Buenos Aires, pero ahora todas las decisiones se tomarán en Brasil.

"La compañía y sus embotelladores seguirán operando en el país", confirmaron desde Coca-Cola al diario porteño. También admitieron que la empresa "está realizando una reorganización de su estructura a nivel mundial con el objetivo de acelerar su estrategia de crecimiento para convertirse en una compañía total de bebidas que opere en una red interconectada, combinando la capacidad de su escala global con las necesidades locales de los mercados".

La reestructuración de oficinas forma parte de un proceso regional, que puso en marcha Coca-Cola para revitalizar sus negocios hace tres años, pero que se aceleró a partir de la pandemia.

"En América Latina, la reorganización contempla la creación de tres nuevas zonas geográficas que, en reemplazo de la actual estructura, trabajarán en estrecha colaboración con los equipos de liderazgo globales. Argentina se integrará en la nueva estructura para el sur de la región, que incluye también a Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia", agregaron desde la multinacional.

Esa "actual estructura" era la que tenía al país como cabeza regional. Ahora las operaciones de la nueva región "Sur" -y que incluirá a Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia- quedará encuadrada en un esquema con epicentro en Río de Janeiro.

La noticia generó repercusiones políticas, en medio del éxodo de empresas como Glovo, Falabella, Sodimac, Latam, Air New Zealand, Nike, Lee y Wangler, entre otras.

"Hablando de poner la Argentina de pie, generar confianza, dar seguridad jurídica, respetar la Constitución y la independencia de poderes. Hasta Coca-Cola se va de Argentina. Es gravísimo, porque las decisiones de empresas líderes son seguidas por el resto", publicó en Twitter el diputado nacional por Mendoza Luis Petri (Cambiemos).