Amado Boudou escondía millones de pesos que no puede justificar

El exvicepresidente, quien está condenado por la causa Ciccone y pelea para mantener el beneficio de la prisión domiciliaria, también es indagado por enriquecimiento ilícito y una pericia concluyó que tiene una fortuna que no fue capaz de justificar.
jueves, 14 de enero de 2021 · 18:28

 

Si bien aún goza del beneficio de prisión domiciliaria, Amado Boudou podría volver a la cárcel en los próximos días por una decisión del juez Daniel Obligado. Pero en paralelo a esa definición se está tramitando otra causa que involucra millones de pesos que el exvicepresidente no puede justificar y por los que se lo acusa de enriquecimiento ilícito.

El juez Ariel Lijo lo llamará a indagatoria por esa causa de enriquecimiento y se hará un nuevo peritaje sobre una fortuna que sigue generando sospechas. El primer requerimiento de justificación fue realizado por el fiscal Jorge Di Lello y a través del mismo se señaló que el monto total por el que Boudou está siendo investigado por lavado de activos ascendería a 4.238.900 pesos y 995.000 dólares.

Si bien la defensa de Boudou intentó justificar ese dinero, no lograron despejar las sospechas. Según remarca Clarín, la fiscalía de Jorge Di Lello había detectado varias inconsistencias en su patrimonio, después de un primer análisis de los números de su patrimonio. En aquellos tiempos, la acusación era por lavado de dinero.

El fiscal determinó que Boudou contaba con "bienes que no puede justificar con sus ingresos" y consideró que esas inconsistencias son "de importante envergadura". Incluso, habla de una "ingeniería" destinada a hacer inaccesible la determinación del origen de los fondos.

También se sigue de cerca el blanqueo de capitales al cual accedió el socio de Boudou, José Núñez Carmona. Este mismo se acogió al régimen fiscal en 2009 e ingresó al circuito legal 4.2 millones de pesos y 795.000 dólares. Esto se reflejó en las Declaraciones Juradas del 23 de agosto de 2009 y el 10 de noviembre de 2010, como también se plasmó en una modificación en su patrimonio de $1.585.602 al inicio del ejercicio del año 2007 a $7.748.007. 

Según la fiscalía ese vínculo societario, "no contaba con la capacidad ni la actividad económica tal que le posibilitara llevar a cabo ese blanqueo, mientras que Amado Boudou por su condición de funcionario público no podía acogerse a dicho régimen". 

Por todo ello, para Lijo Boudou “se ha enriquecido patrimonialmente en forma injustificada durante el ejercicio de la función pública". Entre otras cosas se investiga la posesión de dos yates, diez rodados, dos propiedades y tenencias monetarias.