Coronavirus en Argentina: reportan otras 174 muertes y 9.838 nuevos casos positivos

Así lo informó el Ministerio de Salud de la Nación, en el día que el Gobierno nacional anuncia la extensión del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo).
viernes, 29 de enero de 2021 · 21:31

El Ministerio de Salud de la Nación informó este viernes otras 174 muertes y 9.838 nuevos casos de coronavirus en todo el país. El parte diario se conoció el mismo día en el que el Gobierno nacional anuncia la extensión del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo).

De esta manera, Argentina ya contabiliza 47.775 víctimas fatales y 1.915.362 positivos desde el comienzo de la pandemia.

De los últimos fallecidos notificados (100 hombres, 68 mujeres y seis personas de las que no se precisó sexo), 70 residían en la provincia de Buenos Aires, 27 en Santa Fe, once en Córdoba, nueve en Río Negro, ocho en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y Mendoza; siete en Entre Ríos, seis en Chubut y Tucumán; tres en Salta y Misiones; dos en Santa Cruz y Chaco; y uno en Jujuy y Santiago del Estero.

A excepción de Santiago del Estero, que restó a su total 53 casos que fueron reclasificados a otras provincias, todas las jurisdicciones registraron positivos, el mayor número en la provincia de Buenos Aires (4.483), seguida por la Ciudad de Buenos Aires (1.195), Santa Fe (631) y Córdoba (606).

Luego se ubicaron Neuquén (485), Chubut (392), Río Negro (330), Entre Ríos (306), Misiones (217) y Chaco (202). Completaron el parte Corrientes (178), Santa Cruz (164), Tucumán (138), Mendoza (118), Catamarca (115), La Pampa (82), San Juan (71), Tierra del Fuego (66), Salta (44), Jujuy (29), La Rioja (17), San Luis (14) y Formosa (8).

De las 164.128 personas que se encuentran cursando la enfermedad, 3.628 permanecen internadas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), cuyo nivel de ocupación es de 61,5% en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y 54,9% en el resto del país.

En las últimas horas fueron realizados 45.809 testeos, con una positividad del 21,4%. Desde el inicio del brote se realizaron 6.611.648 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 134.796 muestras por millón de habitantes.

Mientras tanto, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Roberto Salvarezza, explicó que la Argentina trabaja en el diseño de una vacuna contra el coronavirus "en base al uso de una proteína recombinante", lo cual supone una estrategia innovadora.

La investigación, que se inició a mediados del año pasado, está a cargo del Conicet, la Universidad del Litoral y la Universidad de San Martín.

"Estamos apoyando desde hace algunos meses el trabajo de dos laboratorios: uno de la Universidad del Litoral y el otro de la Universidad de San Martín, que junto al Conicet están desarrollando una vacuna en base al uso de una proteína recombinante", dijo el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

En declaraciones a la radio AM750, el funcionario precisó que se trata de "una estrategia diferente a la que están usando las distintas vacunas, pero es una plataforma que está usando Novak y está en fase 3".

La estrategia consiste "en inocular una proteína para que el cuerpo humano produzca los anticuerpos, no se trata de dar un virus ni el material genético sino que es una proteína que recubre al virus para que directamente nuestro cuerpo genere anticuerpos".

En junio del año pasado, la bióloga Julia Cassarato, investigadora del Conicet en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad de San Martín (Unsam) había explicado a Télam que el proyecto apuntaba "a la elaboración de una vacuna sobre la base de "proteínas recombinantes".

"Hay diferentes tipos de vacunas, nosotros vamos a desarrollar una sobre la base de proteínas del virus puras, hechas en el laboratorio, porque son mucho más seguras que las que utilizan el virus completo". señaló.

En ese sentido, la bióloga explicó que una vez que estas proteínas puras ingresan al organismo, las células no se infectan pero el sistema inmunológico reconoce la presencia del antígeno y genera una respuesta que permitirá, a futuro, defenderse en caso de que se encuentre con el virus real.