El Banco Mundial redujo la perspectiva de crecimiento de la Argentina para este año

El organismo preveía un rebote de 5,5%, pero ahora lo redujo al 4,9%.
martes, 5 de enero de 2021 · 19:33

 

El Banco Mundial ajustó el porcentaje de rebote de la economía para 2021 y calculó que solo podría recuperarse un 4,9%, de acuerdo a la última actualización de sus proyecciones globales. En el reporte anterior, el organismo había estimado un crecimiento de 5,5% para la Argentina.

El reporte anterior fue difundido por el Banco Mundial durante la cumbre anual conjunta con el FMI de octubre pasado.

El organismo también corrigió las estimaciones de 2020, en la que proyectó una retracción de 10,6% en el nivel de actividad contra una caída de 12,3% prevista hace apenas tres meses.

"Según las previsiones, la economía de Argentina crecerá un 4,9% en 2021, dado que la flexibilización de las medidas de mitigación de la pandemia y la disminución de la incertidumbre en torno a la reestructuración de la deuda respaldarán el consumo y la inversión privados", señaló el reporte.

Según el organismo, "la región de América Latina y el Caribe se ha visto gravemente afectada por la pandemia de Covid-19, tanto desde el punto de vista sanitario como desde una perspectiva económica y cinco de las 10 economías de mercados emergentes y en desarrollo con la mayor tasa de fallecimientos per cápita a causa de dicha enfermedad están situados en la región".

En el Banco Mundial proyectaron que en 2020 "la economía regional se contrajo un 6,9% debido a que los hogares y las empresas exhibieron una conducta de aversión al riesgo y las medidas para controlar la pandemia limitaron las actividades en el sector formal".

"Para 2021 se espera que la actividad económica regional crezca un 3,7% en 2021, a medida que se flexibilicen las iniciativas para mitigar la pandemia, se distribuyan vacunas, se estabilicen los precios de los principales productos básicos y mejoren las condiciones externas", agregó el organismo.

El Banco Mundial consideró que este "repunte será muy débil y se produce después de una década de crecimiento lento".

No obstante, alertó que, "en un escenario negativo, en el que se retrase la distribución de las vacunas, con efectos económicos secundarios, el crecimiento podría ser aún menor, del 1,9%".