Para no caer en la pobreza: familia tipo necesita $ 70.000 para no caer en la pobreza

Las canastas básicas de alimentos y total, que sirven para medir la indigencia y la pobreza, subieron en septiembre menos que la inflación. Pero se agudiza la crisis de ingresos en los más vulnerables.
martes, 19 de octubre de 2021 · 23:55

Los precios de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) registraron en septiembre un incremento de 2,7%, lo que determinó que una pareja con dos niños ("familia tipo") necesitaran percibir ingresos por $ 30.013,82 para comprar la cantidad de comida mínima para la subsistencia y no caer en la indigencia, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, aumentó 3,2% el mes pasado, por lo que el mismo grupo familiar requirió contar con ingresos por al menos $ 70.532,46 para ubicarse por encima de la línea de pobreza.

De esta forma, en los primeros nueve meses del año, el valor de la Canasta Básica Alimentaria se incrementó 32,3%, mientras que el costo de la Canasta Básica Total avanzó 30,1%.

Esta diferencia entre ambas canastas se debe a que las tarifas del transporte y los servicios públicos de la energía (electricidad y gas) tuvieron incrementos por debajo de los alimentos.

Mientras tanto, el nivel general de inflación medido por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló 37% en lo que va del año.

Asimismo, entre septiembre de este año e igual mes de 2020, la línea de indigencia se incrementó 54,5% y la de pobreza, 49,4%.

La suba que registró el costo de ambas canastas -la alimentaria como la total- el mes pasado se ubicó por debajo del IPC, que en el noveno mes de 2021 marcó un aumento de 3,5%.


Al término del primer semestre del año, el índice de pobreza se ubicaba en 40,6% (por debajo del 42% del segundo semestre del año pasado y 3 décimas menos del 40,9% del período enero-junio de 2020), en base a los números informados por el Indec.

En tanto, el nivel de indigencia medido por el organismo oficial de estadística y censos había trepado 10,7% en el primer semestre, dos décimas por encima del 10,5% de igual período del año pasado. CRONISTA.COM.AR