Al igual de lo ocurrido en Río Gallegos: la desinversión de la ANAC afecta a Salta

Varios vuelos en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes debieron ser suspendidos, reprogramados y desviados debido a que ninguna de las dos bombas con las que cuenta funcionan. Hay malestar de cientos de pasajeros que quedaron varados.
viernes, 29 de octubre de 2021 · 21:13

Malestar y ofuscación. Cientos de pasajeros quedaron hoy varados luego de que una de las dos autobombas con las que cuenta el Aeropuerto Martín Miguel de Güemes se rompiera y grande fue aún más la sorpresa cuando se conoció que el otro vehículo contra incendios y siniestros también está fuera de funcionamiento desde hace seis meses. Lo sucedido solo deja en evidencia la falta de inversión por parte de la Administración Nacional de Aviación Civil encargada de verificar y constatar la actividad aérea de la Argentina. 

“Venimos reclamado desde hace años la falta de inversión y de obras que se han anunciado en el Aeropuerto de Salta que no está a la altura para tener el aeropuerto que los salteños nos merecemos”, denunció Juan Pablo Armanino, delegado regional Norte y presidente de la delegación Gral Salta del gremio Aeronáutico.

Y agregó: “La responsabilidad de lo que está pasando tiene que ver con la ANAC, con la gente que toma decisiones y los prestadores del concesionario que maneja el aeropuerto”.

Lo que le sucedió a la autobomba en concreto es que se quedó sin la correa que mueve el sistema alternador, que se encarga de alimentar el sistema de extinción de fuego y de refrigeración de la unidad. Actualmente están buscando un repuesto en la ciudad para poder hacer una reparación rápida y al menos hacer funcionar la parte extintora. Se espera que esté otra vez operativa a las 18. 

En lo que se refiere al segundo vehículo se encuentra fuera de servicio desde hace seis meses porque se le rompió el diferencial, y aún no aparecieron fondos para arreglarla.

La falta de autobombas provocó inconvenientes a decenas de pasajeros que tenían que viajar y a otros que venía a la Provincia. El pasado 15 de octubre, el aeropuerto de Río Gallegos también debió cerrar porque faltaban autobombas. 

Más de