La operatoria de Cristóbal López para no pagar impuestos

En su alegato final, el fiscal Juan García Elorrio enumeró ante el Tribunal Oral Federal 3 (TOF 3) los elementos para pedir una condena contra Cristóbal López, Fabián De Sousa y Ricardo Echegaray en la causa por la defraudación multimillonaria al Estado.
lunes, 4 de octubre de 2021 · 20:43

 

En su alegato final, el fiscal Juan García Elorrio enumeró ante el Tribunal Oral Federal 3 (TOF 3) los elementos para pedir una condena contra Cristóbal López, Fabián De Sousa y Ricardo Echegaray en la causa por la defraudación multimillonaria al Estado, por no pagar el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) a través de la firma Oil Combustibles SA.

Los números muestran cómo López y de Sousa financiaron a otras empresas de su holding Indalo mientras crecía la deuda fiscal de Oil: de 163 millones de pesos a 5.900 millones en cuatro años.

Cristóbal López, su socio De Sousa y Ricardo Echegaray están acusados de haber defraudado al Estado en 8.000 millones de pesos durante el último gobierno de Cristina Kirchner por no pagar el ITC con Oil Combustibles, la empresa rescatada este año gracias a la ayuda de la AFIP que dirige Mercedes Marcó del Pont.

Según la acusación del fiscal, Oil Combustibles contaba con el dinero para cumplir con el pago del ITC, pero sus dueños "retiraban las sumas" y las entregaban en "concepto de préstamos tanto a ellos mismos como a otras empresas del grupo". 

Según la investigación, de los 55 meses investigados, los dueños del Grupo Indalo sólo tributaron el ITC durante siete meses. El fiscal García Elorrio explicó que López y compañía obtenían facilidades de pago y realizaban préstamos a sus otras sociedades por más de 91 millones de pesos, mientras evolucionaba la deuda de Oil con el fisco. 

Según consigna Clarín, el fiscal se refirió a los balances de Oil Combustibles desde 2011 a 2015, exponiendo cómo se acrecentaba la deuda con la AFIP que dirigía Ricardo Echegaray y en simultáneo cómo iban realizando millonarios préstamos a diferentes empresas del holding Indalo.

Por ejemplo, en 2011 la deuda del ITC con el fisco era de 163 millones de pesos, en tanto los préstamos a las empresas ascendían a 161 millones de pesos.

El año siguiente los números fueron superiores. La deuda de ITC se incrementó sustancialmente: 1.200 millones de pesos, mientras que los préstamos a empresas fueron de 1.267 millones de pesos. Los préstamos fueron otorgados a Inversora M&S, firma que en ese momento era inquilina de Los Sauces SA, la inmobiliaria de la familia Kirchner investigada por lavado de dinero.

Para el 2013 la deuda de Oil Combustibles con la AFIP era de 2.200 millones de pesos, y en simultáneo los préstamos concedidos a diversas empresas del grupo fueron de 2.215 millones de pesos. Año a año, la deuda se acrecentaba sin que se pudiera determinar si efectivamente iba a poder cobrarse. En 2014 la deuda por el ITC ya era de 3.000 millones de pesos, y en paralelo los préstamos a empresas vinculadas a Indalo alcanzaron los 3.049 millones de pesos.

El último año contabilizado en la investigación judicial fue 2015. La deuda acumulada era de 5.900 millones de pesos y los préstamos a un grupo de empresas fue de 4.084 millones de pesos. El fiscal concluyó que de las 55 obligaciones fiscales adquiridas por Oil "metió su deuda en 48 planes de facilidades de pago". 

 

MDZ