Qué implica la renuncia de Elena Highton de Nolasco, jueza de la Corte Suprema

La magistrada presentó su renuncia este martes tras ocupar el lugar de jueza de la Corte Suprema de la Nación desde el año 2004.
martes, 5 de octubre de 2021 · 15:07

Elena Highton de Nolasco, primera mujer en llegar a la Corte en democracia, decidió dar un paso al costado a sus 78 años luego de haber batallado en la Justicia para poder permanecer en el cargo tras cumplir los 75 que marca la Constitución. Fue ante la mirada atónita de sus pares que comunicó la noticia tras enviar la carta de renuncia.

Su dimisión se produce a poco del recambio de autoridades en el máximo Tribunal del país, elección en la que no quiso participar, y donde finalmente fue electo Horacio Rosatti. En medio de las tensiones que se generaron, ahora la jueza presenta su renuncia ante el presidente de la Nación Alberto Fernández que se hará afectiva a partir del 1 de noviembre. 

Highton de Nolasco, que llegó a la Corte en 2004, fue propuesta por el fallecido presidente Néstor Kirchner cuando Alberto  Fernández era su jefe de Gabinete y con quien mantiene buena relación. De hecho fue la única que participó de aquella presentación realizada en la Casa Rosada con las propuestas para la reforma judicial, hoy considera que su tiempo concluyó.

ELENA HIGHTON DE NOLASCO.

Aliada de Ricardo Lorenzetti, ahora deja al descubierto que la crisis en el Máximo Tribunal era más intensa de lo que dejaron traslucir.

Se viene una nueva etapa y habrá que generar consensos en el senado entre las dos fuerzas opositoras para elegir un reemplazo. La renuncia se enmarca en un momento electoral crucial donde el Frente de Todos podría perder fuerza en el senado y está claro que se necesitan los 2/3 para la elección. 

Además deja vacante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) que está a su cargo desde el año 2006. Una mujer formada y que siempre estuvo abierta al diálogo no será fácil de reemplazar. Pero algo está claro y es que ahora más que nunca si no hay consensos será muy difícil para los cortesanos mantener el orden en el Tribunal que revisa todas las causas del país