Fuerte aumento de la cantidad de gente que se jubila sin tener los años de aportes completos

Por la informalidad y el desempleo, cada vez hay más varones y mujeres de más de 65 años y con bajos recursos que no tienen los 30 años de aportes para jubilarse. Por ese motivo quedan incluidos en la llamada PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor), con una prestación menor al haber mínimo.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 23:00

Esta pensión fue creada a fines de 2016 y ya tiene 186.384 beneficiarios que cobran el equivalente al 80% del haber mínimo, lo que hoy alcanza a $ 15.228. Uno de los requisitos para recibirla es realizar una “evaluación socio-patrimonial” en la que ANSeS verifique que los solicitantes sean de bajos recursos

En 2020, accedieron a este beneficio 37.117 personas, mientras los que se jubilaron con los aportes completos o por moratoria sumaron 115.196. O sea, uno de cada 4 nuevos jubilados en 2020 accedió a través de la PUAM.

A diferencia del sistema ordinario por el que las mujeres se jubilan a los 60 años, en la PUAM es requisito tanto para mujeres como varones tener más de 65 años. Además, la PUAM no da derecho a la pensión por viudez (no es heredable por el cónyuge). Y no toma en cuenta los aportes que haya hecho el solicitante. Esto significa que personas con 15, 20 o 25 años de aportes que llegan a la edad jubilatoria y están desocupados no pueden jubilarse y deben solicitar una PUAM con el mismo beneficio reducido que quienes no registran ningún aporte.

¿A quiénes alcanza esta pensión?

De acuerdo a los últimos datos del INDEC (tercer trimestre de 2020) hay 3.920.000 asalariados no registrados y se estima que suman 2 millones los cuentapropistas no registrados, en tanto 1,9 millones de trabajadores no pudieron recuperar el puesto de trabajo perdido por la pandemia y la cuarentena.

El agro, la construcción y servicio doméstico continúan teniendo más personal no declarado que formalizado. Los mayores puestos asalariados no registrados se concentran entre el personal doméstico (840.000), el comercio (570.000), construcción (384.000), agricultura y ganadería (596.000), industria manufacturera ( 410.000) servicios sociales y salud privados (261.000), transporte y comunicaciones (195.000), y hoteles y restaurantes (148.000).

El avance de la PUAM se explica también porque cada vez es más difícil jubilarse por moratoria. En el caso de las mujeres, la moratoria ley N° 26.970 –prorrogada hasta julio de 2022- permite regularizar la falta de aportes desde los 18 años hasta la fecha límite del 31 de diciembre de 2003, pero en ese caso se necesitan varios años de aportes después de esa fecha.

Y en el caso de los varones, pueden regularizar por moratoria aportes hasta septiembre de 1993 (ley 24.476) y si cumplieron los 65 años antes de septiembre de 2016, lo que torna más difícil acceder a la jubilación.