Femicidios: inicio de año sombrío en Salta y el país

En enero hubo una mujer asesinada cada 27 horas. Informe de MuMaLá.
jueves, 4 de febrero de 2021 · 09:02

 

Graciela Flores murió el 1 de enero tras ser atacada por su expareja con un arma blanca en el barrio Universitario, de la zona norte de la ciudad de Salta. Tenía 43 años y cuatro hijos.

Nancy Villa falleció el 9 de enero en la misión La Loma, de Embarcación, luego de ser apuñalada por un joven de esa comunidad wichi del departamento San Martín. Ella tenía apenas 14 años y estaba embarazada. Ante el crimen que volvió a conmocionar al país desde el norte provincial las autoridades del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) insistieron en la urgencia de poner en la agenda pública la violencia de género que padecen mujeres, desde niñas, en comunidades originarias.

Según un informe que acaba de publicar el Observatorio de la organización de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), durante enero en el país hubo un femicidio cada 27 horas.

Graciela Flores y Nancy Villa figuran entre las 26 mujeres que fueron asesinadas en otro sombrío inicio de año. "Hemos visto un incremento notable de los femicidios en lo que va del 2021, y es una muestra de que es urgente la declaración de la emergencia en todo el país, para que las mujeres y el colectivo LGTBIQ+ puedan efectivamente contar con el respaldo de un Estado que acompaña y brinda medidas que tienda a protegerles en sentido económico, pero también, y no menos importante, en el ámbito de la Justicia", remarcó Malvina Gareca, referente de MuMaLá en Salta.

Entre el 1 y el 31 de enero se reportaron en distintas provincias 38 muertes violentas de mujeres, travestis y trans. De estos casos, 26 fueron definidos como femicidios, femicidios vinculados y transfemicidios.

En el mismo período ocurrieron también cinco muertes violentas de mujeres vinculadas con economías delictivas o colaterales (narcotráfico, venganzas y deudas).

Además, otros siete casos de mujeres asesinadas se encuentran en etapa de investigación, a la espera de la realización de autopsias o pericias complementarias para que la Justicia determine el contexto en que sucedieron los homicidios.

Los femicidios fueron cometidos por parejas y exparejas (en el 59% de los casos), por hombres conocidos por las víctimas o integrantes de sus círculos íntimos (29%) y por familiares directos (8%) e indirectos (4%).

Sobre el lugar donde ocurrieron los asesinatos, el informe precisó que el 63% se produjo en las viviendas donde las mujeres residían solas o con sus parejas. El 17% de los crímenes sucedieron en la vía pública, el 8% en el espacio de trabajo de las víctimas y el 4% restante en los domicilios de los femicidas.

El Observatorio de MuMaLá hizo notar que el 25% de las mujeres asesinadas había denunciado a su agresor, y que el 17% poseía una orden de restricción de contacto o perimetral. Otro 4% contaba con un botón antipánico.

En este contexto, MuMaLá reclamó al Estado Nacional que declare la emergencia y priorice "recursos para la atención integral de mujeres e integrantes del colectivo LGTBIQ+". La organización también exigió "la implementación urgente, sin burocracias ni clientelismo, de todas las medidas económicas que anunció el gobierno para víctimas de violencia de género y el colectivo travesti-trans (programas Potenciar Trabajo y Acompañar)".

Pidió, asimismo, "la implementación de la ley de Educación Sexual Integral y la aplicación efectiva de la Ley Micaela, de capacitación obligatoria en género y violencia de género en todos los ámbitos del Estado, desde una perspectiva feminista, diverse disidente".

Durante 2020 en la provincia se registraron 13 femicidios y 54 intentos de femicidios. En 18 de los casos había denuncias previas. Cinco mujeres fueron asesinadas en la capital y 8 en el interior. Los crímenes ocurrieron en la vivienda de la víctima (38,5% de los casos), la vía pública (30,8%), descampados (23,1%) y en la vivienda del agresor (7,7%)

Quedaron sin madre 15 niños, niñas y adolescentes. Las víctimas de 2020 fueron asesinadas por sus parejas (3), exparejas (6), un familiar (2), un conocido (1) y un desconocido (1).


Las organizaciones de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) y Libres y Diverses pedirán hoy reuniones con ministras y ministros de Salud para conocer cómo se está aplicando la ley 27.610 de acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en distintas provincias.
A través de un comunicado adelantaron que, como organizaciones del feminismo popular y disidente con extensión territorial en todo el país, acercarán algunas propuestas y consultas con respecto a la aplicación de la norma recientemente aprobada. 
Manifestaron, en primer lugar, que solicitarán “urgente información pública sobre los protocolos diseñados para la implementación de la IVE”, los roles del primer, segundo y tercer nivel de salud y los criterios vigentes para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).
Los requerimientos abarcarán al “Registro Público de Objetores de Conciencia, mecanismos eficientes de derivación de situaciones y equipos de ginecología y obstetricia sin objetores de conciencia”.
Las organizaciones también insistirán por “canales de comunicación locales para consultas, información y denuncia de obstaculizaciones en la implementación de la IVE e ILE y mecanismos de articulación nacional eficientes y rápidos”.
Solicitarán, asimismo, “estrategias para la inclusión en el acceso a la IVE e ILE de varones trans y demás identidades gestantes”.
También pedirán información sobre “la disponibilidad y distribución de anticonceptivos en el territorio provincial garantizados por el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva”.
“Como organizaciones de la sociedad bregamos desde hace años por el cumplimiento de nuestros derechos sexuales y (no) reproductivos, en absoluta sintonía con lo dispuesto en Convenios Internacionales con rango constitucional en Argentina”, subrayaron.
Tras señalar a la ley 27.610 como “fruto de la lucha y el esfuerzo de varias generaciones”, afirmaron que “su aplicación se verá enriquecida con la activa participación de la comunidad”. En este contexto, pidieron “Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar y Aborto Legal para no morir”.

 

El Tribuno
 

Más de