La mujer que levantó el bloqueo de su empresa familiar y le ganó a Camioneros

Verónica Razzini y sus hermanos le dieron pelea a un bloqueo de su empresa por parte del Sindicato de Camioneros y lograron ganar en la Justicia. En el medio sufrió aprietes, amenazas y estuvo cerca de cerrar. Ahora quiere capacitar a otros empresarios para que sepan cómo actuar en estos casos.
domingo, 16 de mayo de 2021 · 15:39

 

Verónica Razzini, de 41 años, es una mujer que luchó para que su empresa familiar de Rosario no siguiera bloqueada por el Sindicato de Camioneros de Santa Fe, que exigía el encuadramiento de empleados afiliados a otros gremios. Ahora, la empresaria quiere ayudar a sus colegas y lanzó el Movimiento Empresarial Anti Bloqueos.

De entrada la historia parece muy simple de contar, pero lo que Verónica tuvo que soportar no fue nada agradable. La amenazaban todos los días. La escupían y la insultaban. La intimidaron con armas de fuego. Le dijeron que iban a ir a la casa de su padre, con problemas de salud, para provocarle un infarto. Tuvo que dejar su casa y mudarse para evitar agresiones. Le advirtieron que sabían adónde estaban sus hijos y hasta pagó la custodia de efectivos de Infantería para resguardar al personal.

Todo sucedió porque el Sindicato de Camioneros de Santa Fe liderado por Sergio Aladio (un opositor a los Moyano) bloqueó dos de sus sedes exigiendo el encuadramiento a su espacio de 18 de los 100 empleados de la empresa, cuando la actividad no tiene nada que ver con el transporte de cargas, ya que según la normativa del Ministerio de Trabajo, corresponde al Sindicato de Comercio y la UOCRA.

Verónica Razzini y sus hermanos adminitran una empresa de distribución de materiales de construcción que fue fundada por su abuelo en la ciudad de Rosario hace 60 años, que continuó su padre y que, cuando él se enfermó, tuvieron que conducir a partir de 2007.

En diálogo con Infobae, Razzini contó parte de lo que le tocó vivir en la empresa y también en su vida personal ante el bloqueo y los aprietes por parte del Sindicato de Camioneros de Santa Fe. "Empezaron a amenazar de muerte a la gente que venía a cargar a nuestras empresas, hasta el punto de que un día no vino más nadie porque era insostenible", contó la mujer sobre el inicio del violento accionar de los "trabajadores" que se agolparon en la puerta de su empresa.

"Una vez frenaron mi auto en una esquina y me mostraron armas. Nosotros quedamos todos muy mal, shockeados, tanto los directores de la empresa como todos los empleados, muchos con tratamientos psicológicos. Nos bloqueaban, nos insultaban, no podíamos hacer nuestro trabajo, afrontábamos los reclamos de los clientes... Y todo empezó sin aviso, cuando un día cortaron la avenida donde está la empresa, trajeron 150 personas y se quedaron ahí", detalló Verónica Razzini.

Sobre la intervención de las autoridades, Razzini contó: "Quisieron mandarnos a una conciliación obligatoria cuando nosotros ya habíamos presentado las denuncias penales y mientras crecían el bloqueo y las amenazas. '¿Cómo voy a conciliar con 20 personas que me están amenazando y van a prender fuego la empresa?', les dije. Me contestaron: 'Tenés 30 minutos para firmar la conciliación. Firmalo por las buenas o por las malas porque esto va a salir igual'".

Los trabajadores que bloquearon la empresa fueron despedidos de la empresa de Razzini y presentaron un amparo que no tuvo asidero. "La jueza les denegó el amparo y dijo que estaban bien despedidos. Fue un fallo histórico. El conflicto había escalado, pero habíamos podido comprobar ante la Fiscalía el boicot y la extorsión que estuvieron planificados. Esto no fue un simple reclamo gremial. Había 20 en el bloqueo y 80 empleados defendiendo el trabajo con uñas y dientes".

Ahora y tras la traumática experiencia, Verónica Razzini creó el Movimiento Empresarial Anti Bloqueos (MEAB) para que otras empresas no sufran lo que ella, sus hermanos y sus empleados atravesaron. "Tuvo mucho que ver Florencia (Arietto, dirigente del PRO), que apoyó desde el primer día. Ella sabe muchísimo sobre estos temas, me guió, me dijo que no aflojáramos. Cuando vino a Rosario a conocernos, coincidimos en que los empresarios tienen miedo cuando el sindicato los bloquea, pero no tienen información sobre qué deben hacer y que el camino es la denuncia", dijo.

"Estamos en Twitter (@MEABArgentina) y tenemos una dirección de mail (informacionmeab@gmail.com). Ya hay 18 empresarios de todo el país, del conurbano bonaerense, Santiago del Estero, La Pampa y Santa Fe", informó Razzini del Movimiento que pretende "ir generando una red de todas las empresas que son víctimas de bloqueos sindicales extorsivos para que nos ayudemos con información y vayamos guiando y dando una mano sobre cómo hay que actuar para no dejar que esto continúe".

MDZ