El cohete chino caerá hacia la medianoche pero expertos descartan que sea sobre la Argentina

El cohete chino que está fuera de control está previsto que ingrese a la atmósfera terrestre entre las 1.04 y las 3.04 GMT (entre las 22.04 y las 1.04 de la Argentina) con un riesgo mínimo de causar daño en la Tierra, indicaron autoridades chinas y expertos mientras la (Conae) aseguró que el cohete no caerá en Argentina.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 23:36

El sitio especializado Space-Track, utilizando datos militares estadounidenses, tuiteó que ahora se cree que puede regresar entre las 1H04 y las 3H04 GMT del domingo, pero advirtió que este margen dificulta identificar dónde.

China puso en órbita el 29 de abril pasado el primer módulo de su estación espacial, gracias al cohete portador Long March 5B, el más potente e imponente lanzador desde ese país.

Este cohete, actualmente en órbita, debe regresar a la Tierra. Está perdiendo gradualmente altitud y el punto de impacto de su caída es por ahora desconocido, según informó la agencia AFP..

El escuadrón encargado del control del espacio en la base aérea de Vandenberg, en California, "no conocerá la localización precisa hasta después" del aterrizaje del cohete, señaló Space-Track.

China, muy discreta en este asunto, no ha publicado ninguna previsión sobre el posible horario de la entrada a la atmósfera terrestre, donde debería desintegrarse total o parcialmente.

Para la agencia especial rusa Roscosmos, la entrada podría hacerse a las 23H30 GMT del sábado en el sur de Indonesia. El Departamento de Defensa estadounidense calcula que ocurrirá hacia las 23H00 GMT, con un margen de error de nueve horas. Esa brecha debe afinarse a medida que el cohete se acerca.

"La mayoría de los componentes (del cohete) se quemarán y destruirán al entrar en la atmósfera", aseguró el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin.

"La probabilidad de causar daños a las actividades aéreas o (a las personas, construcciones) en tierra es extremadamente baja", afirmó en rueda de prensa.

Los medios de comunicación chinos daban este sábado una cobertura mínima del acontecimiento y se limitaban a reproducir las palabras del vocero.

Aunque partes del cohete queden intactas tras su entrada en la atmósfera, hay grandes posibilidades de que se destruyan en el mar porque el 70% del planeta es agua. Sin embargo, podrían también estrellarse en una zona habitada o en una embarcación.

Según varios expertos entrevistados por la AFP, existe el riesgo de que restos del vehículo de lanzamiento pesado toquen una zona habitada, pero es poco probable.

"Dado el tamaño del objeto, es inevitable que queden grandes trozos", afirmó Florent Delefie, astrónomo del Observatorio de Paris-PSL.

No obstante, la probabilidad de un impacto en una zona habitada es "mínima, probablemente menos de una entre un millón", asegura Nicolas Bobrinsky, jefe del departamento de Ingeniería e Innovación de la Agencia Espacial Europea (ESA).

"No hay necesidad de preocuparse demasiado", afirmó Jonathan McDowell, astrónomo del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, en Estados Unidos.

"Pero el hecho de que una tonelada de trozos metálicos caiga sobre la Tierra a cientos de km/h no es una buena práctica, y China debería revisar el diseño de las misiones Long March 5B para evitar esto", agregó.

En 2020, desechos de otro cohete Long March se estrellaron sobre aldeas de Costa de Marfil, provocando daños, pero sin dejar heridos.

Marcelo Colazo, investigador de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), sostuvo, de que acuerdo con los horarios estimados, el cohete no caerá sobre la Argentina.

“Después de las 18 de este sábado ya no hay más órbitas sobre la Argentina”, dijo a Télam Colazo, aunque aclaró que siempre estamos hablando de probabilidades.

El exjefe de la Estación Terrena Córdoba de la Conae explicó que “se viene siguiendo la trayectoria del cohete desde su lanzamiento y a medida que se iba a avanzando en el tiempo se tenía más predicción de cuando se iba a producir la caída".

"Esa ventana se fue achicando y ahora es de sólo 6 horas, más-menos de la medianoche este sábado”, precisó y añadió que "si se respeta esta ventana, tenemos una probabilidad muy baja y casi improbable de que caiga sobre nuestro territorio”.