Política Nacional

Milei parece atrapado entre las presiones del FMI y los cambios a la Ley Bases

El organismo multilateral de crédito sostiene que los riesgos en la Argentina "siguen siendo elevados" y reclama que el Ejecutivo logre imponer los artículos que fueron rechazados en el Senado.

Redacción Nuevo Día
Redacción Nuevo Día
eldiarionuevodia@hotmail.com

Fue quizás una de las semanas más difíciles, pero a su vez de las más importantes, para el gobierno de Javier Milei. Logró aprobar con lo justo la Ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, aunque con algunas bajas importantes con relación a la media sanción de Diputados, y pudo sortear la enorme violencia que ejercieron activistas de organizaciones sociales y políticas en la zona del Congreso para abortar la sesión.

Además, la inflación bajó al 4,2%, los bonos y las acciones subieron, bajó el Riesgo País y logró que el Fondo Monetario Internacional aprobara el desembolso de US$790 millones por el sobrecumplimiento de las metas que había comprometido. Y el Presidente pudo al fin viajar a la reunión del G7 en Italia y a la cumbre de Suiza por la paz en Ucrania.

Sin embargo, varias cosas están aún por resolverse y no son menores. Tienen que ver con la política, con la economía y, en definitiva, con el futuro bienestar de los argentinos.

Milei se mostró exultante en Bari, Italia, cuando se juntó con Kristalina Georgieva y escuchó los elogios de la titular del FMI a pesar de la desconfianza que siempre reina en ese organismo sobre la Argentina y su historia de incumplimientos seriados.

Casi en paralelo, a unos 7.600 kilómetros de distancia, en Washington, la número dos del Fondo, Gita Gopinath, difundió un comunciado donde vuelve a presionar al Gobierno para que cumpla con las reformas que vienen reclamando. Quizás con palabras más amables, lo mismo le dijo Georgieva a Milei.

Sostuvo que los riesgos en la Argentina "siguen siendo elevados" y reclama por el control del gasto público y, sobre todo, que el gobierno logre imponer los artículos que fueron rechazados en el Senado, de la Ley Bases y la Reforma Impositiva. No hay misterio en esto. Se trata del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales, el futuro de los jubilados, empresas que quedaron fuera de las privatizaciones y el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), que sufrió modificaciones.


Un tema no menor es el pedido constante de un mayor apoyo político a las reformas y proteger a los más vulnerables. Todo tiene que ver con todo.

La Iglesia Católica también está preocupada por los efectos del duro ajuste y así lo hicieron saber sus máximos referentes en la Argentina, mientras que en Italia, Milei no pudo evitar que, frente a la efusividad de su saludo, el Papa Francisco le retribuyera con un rápido gesto de compromiso.

Casi en paralelo, a unos 7.600 kilómetros de distancia, en Washington, la número dos del Fondo, Gita Gopinath, difundió un comunciado donde vuelve a presionar al Gobierno para que cumpla con las reformas que vienen reclamando. Quizás con palabras más amables, lo mismo le dijo Georgieva a Milei.

Sostuvo que los riesgos en la Argentina "siguen siendo elevados" y reclama por el control del gasto público y, sobre todo, que el gobierno logre imponer los artículos que fueron rechazados en el Senado, de la Ley Bases y la Reforma Impositiva. No hay misterio en esto. Se trata del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales, el futuro de los jubilados, empresas que quedaron fuera de las privatizaciones y el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), que sufrió modificaciones.


Un tema no menor es el pedido constante de un mayor apoyo político a las reformas y proteger a los más vulnerables. Todo tiene que ver con todo.

La Iglesia Católica también está preocupada por los efectos del duro ajuste y así lo hicieron saber sus máximos referentes en la Argentina, mientras que en Italia, Milei no pudo evitar que, frente a la efusividad de su saludo, el Papa Francisco le retribuyera con un rápido gesto de compromiso.


TN



Esta nota habla de: