Desarticulan una banda que traficaba cocaína y operaba en varias provincias

Una banda dedicada a la importación y exportación de cocaína desde Bolivia hacia Europa, y que operaba en varias provincias argentinas, fue desarticulada en las últimas horas luego de una investigación que se prolongó durante un año y medio y que culminó con la detención de siete sospechosos, el secuestro de droga y de una importante suma de dinero
jueves, 8 de octubre de 2020 · 22:25

El denominado operativo “Nemo” –por la imagen del dibujo animado que contenían los panes de cocaína- fue realizado por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes realizaron 19 allanamientos en localidades de las provincias de Buenos Aires, Salta, Neuquén y Río Negro, bajo las órdenes del juez nacional en lo Penal y Económico 2 Pablo Yadarola.

Según las fuentes, los oficiales de la PSA detuvieron en las últimas horas a seis hombres –cuatro de ellos de nacionalidad boliviana- y una mujer, que se suman a otros tres sospechosos presos vinculados a la causa.

Durante los allanamientos también fueron secuestrados más de 37 kilos de clorhidrato de cocaína y poco más de 28 kilos de sustancia de corte, marihuana y hojas de coca.

Asimismo, se decomisaron 197.978 pesos, 3.394 dólares, 2.000 guaraníes, 860 bolivianos, una máquina contadora de billetes, un arma larga calibre .22 y 48 municiones, títulos de propiedad de inmuebles, 37 teléfonos celulares y cuatro vehículos.

Esta tarde el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, aseguró en una conferencia de prensa que la pesquisa tuvo “todos los componentes” que buscan “en el abordaje contra el narcotráfico”, ya que existió un “trabajo prolongado de investigación criminal y la decisión de un juez y un fiscal que han tenido la valentía de continuar” con ella.

Por su parte, José Glinski, director de la PSA, afirmó: “Se desbarató una organización que tenía conexiones internacionales y operaba a lo largo y ancho de nuestro país. La droga llegaba desde Bolivia, pasaba por Buenos Aires y se trasladaba al sur. Tenemos que pensar el narcotráfico como una cadena de empresa de criminales, que funciona con rentabilidad en la ilegalidad, poniendo en riesgo la seguridad y la salud de los habitantes de República Argentina”.

La investigación comenzó en abril del 2019, cuando Yadarola ordenó a la PSA inspeccionar teléfonos secuestrados en un procedimiento realizado por personal de la Dirección General de Aduanas (DGA) en el Aeropuerto de Ezeiza, en el que fue detenido un hombre de nacionalidad boliviana que intentaba abordar un vuelo con destino a la ciudad de Barcelona, España, transportando cocaína escondida en el doble fondo de una valija.

En agosto de ese año se allanaron cinco viviendas, se detuvo a un hombre y se secuestraron más de 25 kilos de cocaína y documentación, tras lo cual se insertó una alerta migratoria sobre dos sospechosos, uno de los cuales fue aprehendido en el mismo aeropuerto en noviembre, cuando intentaba egresar del país hacia Bolivia.

De esta manera, los investigadores lograron determinar la existencia de una organización criminal dedicada a adquirir cocaína en Buenos Aires y trasladarla hacia la provincia de Río Negro para su posterior comercialización.

Finalmente, mediante escuchas telefónicas se estableció una posible reunión el martes pasado entre dos hombres investigados, uno de los cuales fue interceptado y detenido en el cruce de Camino de Cintura y Olimpo, en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora.

El imputado conducía un auto y en su interior los efectivos hallaron cuatro paquetes rectangulares de cocaína con la imagen de Nemo al frente, 3.000 dólares y 3.660 pesos, y tras su detención Yadarola ordenó los mencionados allanamientos en los cuales fueron arrestados otros cincos sospechosos. Telam