Femicidio de la docente: 40.000 firmas para impedir la renuncia del juez que desestimó las denuncias

Las organizadoras de la campaña pretenden evitar que se le acepte la renuncia al juez penal Francisco Pisa y que sea sometido a un jury de enjuiciamiento por los supuestos errores cometidos en el marco de la investigación por la denuncia presentada por Tacacho antes de ser asesinada por un exalumno suyo.
martes, 10 de noviembre de 2020 · 21:00

 

Amigas de la docente Paola Estefanía Tacacho, la docente asesinada de seis puñaladas el viernes pasado en Tucumán, presentaron en la Casa de Gobierno provincial casi 40.000 firmas que reunieron a través de una plataforma digital, para solicitarle al gobernador Juan Manzur que no acepte la renuncia del juez que desestimó una denuncia por violencia de género que realizó la víctima.
 
Las organizadoras de la campaña pretenden evitar que se le acepte la renuncia al juez penal Francisco Pisa y que sea sometido a un jury de enjuiciamiento por los supuestos errores cometidos en el marco de la investigación por la denuncia presentada por Tacacho antes de ser asesinada por un exalumno suyo.

Las firmas fueron presentadas ante mesa de entrada de Casa de Gobierno por Amelia Campos, en representación de las amigas de la docente de inglés de 33 años.

La campaña para juntar firmas fue lanzada la semana pasada a través de la plataforma de Change.org (http://chng.it/9kpyYNSF) con el fin de pedirle al gobernador Manzur que no acepte la renuncia del juez presentada el 15 de octubre pasado ante el Poder Ejecutivo provincial.
 

En la petición aseguran que si Manzur acepta la renuncia, que fue presentada antes del femicidio de Tacacho, el juez podrá cobrar un haber jubilatorio, en cambio si es sometido a un jury y destituido, esa jubilación no podría cobrarla


Los cuestionamientos hacia el juez surgieron a raíz de un fallo que emitió en 2017, cuando sobreseyó al femicida de la docente, Mauricio Parada Parejas, en ese momento encausado por violar en dos ocasiones la orden judicial de prohibición de acercamiento a la mujer.

Los investigadores determinaron que la docente había denunciado en 13 ocasiones a Parejas por la constante violencia y hostigamiento que sufría de su parte.

Seis de esas presentaciones fueron archivadas, siete quedaron sin resolución y una habría llegado a pedido de elevación a juicio, pero el juez Pisa decidió sobreseer al acusado y archivar la causa.

La renuncia condicionada de Pisa, que le permitirá acceder a jubilarse como magistrado del Poder Judicial con el beneficio del 82 por ciento móvil, debe ser aceptada por el gobernador Manzur para que se efectivice.

"Pedimos al gobernador (Manzur) que no desampare y nuevamente deje solo a la familia de Paola, ella ya falleció, fue brutalmente asesinada", dijo Campos a los medios y expresó "la sociedad tucumana nos está acompañando, se ha pasado de la indignación a pedir justicia por Paola", agregó la amiga de la víctima.

La mujer sostuvo "son 40.000 firmas que se han plasmado en un par de días y representan sin dudas el sentir de Tucumán que está cansado de la inseguridad, de la impunidad y reclaman a su máximo mandatario que no encubra a este juez".

Campos estuvo acompañada en la presentación, por el legislador José María Canelada, quien fue uno de los que solicitó que el juez Pisa sea sometido a juicio político por su inacción ante las denuncias que realizó la docente.

 

Un femicidio que pudo haberse evitado


La profesora de inglés fue asesinada a puñaladas en la calle el viernes 30 de octubre último por Parada Parejas, quien había sido su alumno de un instituto terciario y la hostigaba desde hacía al menos tres años.

Tras el ataque, cometido en Monteagudo al 500, en pleno centro de la ciudad de Tucumán, el agresor se suicidó con el mismo cuchillo al ser rodeado por un grupo de vecinos que le impidió escapar.