Un policía de la Ciudad confundió a su hermano con un ladrón tras una broma y lo mató a balazos

El crimen ocurrió en la intersección de Hipólito Yrigoyen y Belgrano, en la localidad bonaerense de Morón. La víctima tenía 20 años
sábado, 12 de septiembre de 2020 · 11:00

La localidad de Morón, en el conurbano bonaerense, fue escenario de un crimen insólito. El oficial mayor Pablo Facundo Cisneros (28), que desempeña sus tareas en la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, mató por error a balazos a su hermano -de 20 años- al confundirlo con un ladrón luego de que el joven le abriera la puerta del auto con la intención de jugarle una broma.

Este drama familiar tuvo lugar anoche en la intersección de las avenidas Belgrano e Hipólito Yrigoyen, de Morón, mientras Cisneros se dirigía al cementerio local a buscar su hermano, un joven de 20 años identificado como Ricardo Bulacios y con domicilio en Merlo.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, el oficial de la fuerza de seguridad porteña estaba a bordo de su auto Peugeot 206 esperando la luz verde del semáforo cuando de repente alguien abrió una de las puertas del vehículo y le tocó un bolsillo. La reacción del policía fue inmediata: desenfundó y disparó dos veces con su arma reglamentaria. Pero no era un robo. Se trataba de su hermano, que quiso jugarle una broma.

El joven, vestido con una campera negra y un pantalón de jean azul, quedó tendido entre la vereda y el asfalto, y murió casi en el acto. Cisneros le disparó a Bulacios en el antebrazo izquierdo pero el balazo avanzó e impactó también en el estómago de la víctima.

Las fuentes precisaron a este medio que un joven que estaba como acompañante en un Fiat Cronos a pocos metros de la escena le relató a la Policía que vio el momento en el que Bulacios cruzó la senda peatonal y abrió la puerta del Peugeot. De acuerdo con su declaración, en ese momento escuchó una detonación y vio el estallido de la ventanilla izquierda del vehículo en el que el testigo circulaba, por lo que había pensado que le habían arrojado una piedra. Por el balazo, el conductor del Fiat sufrió una herida leve en el pómulo producto de una esquirla.

En minutos llegó al lugar personal de la comisaría 1a de Morón y un médico legista, que comprobó la muerte del joven de 20 años, que falleció sin que hubiera siquiera tiempo de llevarlo a un hospital. Su hermano, en tanto, explicó a los efectivos de la Policía bonaerense que había creído que se trataba de un ladrón y por eso efectuó los dos disparos. Uno de esos fue el que acabó con la vida de su hermano menor.

Tras el hecho, la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial Morón, caratuló el expediente como homicidio y ordenó la detención del efectivo autor de los disparos, Pablo Facundo Cisneros. La funcionaria judicial lo indagará en las próximas horas y dispuso entre tanto que se realice la autopsia correspondiente al fallecido, entre otras medidas. (Fuente: infobae.com)