Mandaron a matar por $100 mil a un chico que quedó parapléjico

Rosario- Dos presos quedaron imputados por el ataque a balazos a un adolescente.
sábado, 26 de septiembre de 2020 · 19:09

 

Cuatro personas, entre ellas dos presos, fueron imputadas el viernes en la ciudad santafesina de Rosario por el ataque a balazos a un adolescente de 16 años que quedó parapléjico, hecho por el que uno de ellos ofreció pagar 100 mil pesos al ejecutor de los disparos, informaron este sábado fuentes judiciales.

La investigación reveló cómo una persona que cumple una condena a 16 años por un homicidio contactó a otro preso, ligado a la banda “Los Monos” y al crimen de un exconcejal, para que ofreciera 100.000 pesos a un “tirador” con el fin de vengar un asesinato anterior.

El caso que ventiló en audiencia el fiscal Gastón Ávila ocurrió el 18 de julio pasado a las 22.15 en Garzón al 300 bis, en la zona noreste de Rosario.

Según la investigación, dos personas que se movían en moto y en auto dispararon con una pistola Bersa calibre 9 milímetros contra un adolescente de 16 años, identificado como R.V, quien quedó parapléjico por las heridas que sufrió en las piernas.

Tras meses de investigación, el fiscal Ávila acusó a Brian Jesús González como instigador de la tentativa de homicidio calificada por promesa remuneratoria y a Isaías Zenón como partícipe primario.

Los dos están presos en la cárcel santafesina de Piñero.

González cumple una condena a 16 años por el crimen en 2014 de Any Rivero, una chica que resultó asesinada en la puerta de un boliche en la localidad de Capitán Bermúdez cuando el local fue atacado a tiros desde una camioneta.

Zenón, vinculado a la narcobanda “Los Monos”, lleva más de un año detenido luego de ser arrestado con un arsenal de armas en la zona sur de Rosario junto a otras personas.

La vivienda donde residen su madre y su hermana fue allanada el 22 de julio pasado en busca de pistas que lo conectaran con el crimen del pastor evangelista y exconcejal de Rosario, Eduardo Trasante.

Según el fiscal de ese caso, Matías Edery, la orden para matar a Trasante salió “de un pabellón de Piñero donde conviven jefes narcos y otras personas”.

La hipótesis de los investigadores es que Zenón fue contactado por otra persona para que, a su vez, contratara sicarios para asesinar al exconcejal.

En la causa por la que ahora “le ofreció 100.000 pesos a cambio de que consiguiera una persona dispuesta a lle fue imputado, su rol es semejante.

Según el fiscal Ávila, González acudió a su hermano Nicolás Alejandro Toloza para contactar a Zenón, a quienvar a cabo un hecho de homicidio”.

De acuerdo con la investigación, a González lo motivaba una “venganza de otro hecho”, el ocurrido el 6 de julio en Cullen al 900 bis en el que fue asesinado Lucas Daniel Cópola y otras personas resultaron heridas al ser baleadas desde una motocicleta.

El fiscal sostuvo que el 11 de julio Zenón “contactó” a Carlos Eduardo Araya “a los fines de explicarle los pormenores e invitarlo a ejecutar el ataque mencionado, indicándole el ofrecimiento del dinero en efectivo”.

Mientras que Toloza se encargaría de procurar un auto, una motocicleta y las armas que utilizarían en el ataque.

El asesinato no se consumó, pero el chico al que iba dirigida la agresión quedó parapléjico.

El fiscal acusó a Araya y a Toloza como coautores de la tentativa de homicidio y señaló que los cuatro fueron “parte de un plan criminal”, precisaron voceros judiciales.

La jueza María Melania Carrara aceptó la imputación y dictó prisión preventiva efectiva para los cuatro hasta el juicio.