Casación rechazó dar arresto domiciliario a una condenada por el secuestro de Matías Berardi

Se trata de Celeste Moyano, acusada del secuestro y asesinato del adolescente, que ocurrió en septiembre del 2010, luego de queél escapó de sus secuestradores y pidió ayuda sin éxito en el vecindario.
viernes, 22 de enero de 2021 · 18:07

 

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó un nuevo intento de una mujer condenada por el secuestro y asesinato del adolescente Matías Berardi, ocurrido en septiembre del 2010 en la localidad bonaerense de Campana, para obtener la prisión domiciliaria con el argumento de cuidar a su hijo menor de edad, informaron este viernes fuentes judiciales.

Se trata de Celeste Moyano, quien ya en reiteradas ocasiones pidió el beneficio que le fue negado y, ahora en feria judicial, el máximo tribunal penal federal del país volvió a rechazar otro planteo, según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

Moyano está condenada a 19 años de prisión por el secuestro de Berardi, de 16 años, asesinado el 28 de septiembre de 2010 en Campana, luego de escapar de sus secuestradores y pedir ayuda sin éxito en el vecindario.
 

El hecho


Según se determinó en el juicio por el hecho, Moyano fue una de las integrantes del grupo familiar que cometió el secuestro y salió a la calle a gritar que el chico era un ladrón para evitar que lo ayudaran.

De acuerdo con la investigación, una vez recapturado, los secuestradores decidieron asesinarlo.

El secuestro comenzó cuando Berardi volvía a su casa en el partido de Escobar tras una fiesta de egresados y fue capturado por una banda que exigió a su familia una suma de dinero como rescate.

El adolescente estuvo cautivo en la casa familiar de Moyano, quien actuó en el hecho junto a una hermana, Ana Cristina y una sobrina, Jennifer Stefanía Moyano, además de los hombres de la familia también condenados.

Casación rechazó por inadmisible la apelación al pedido del arresto domiciliario y ratificó la decisión del Tribunal Oral Federal 3 de San Martín.

El rechazo a otorgar arresto domiciliario había sido apelado por la asesoría de menores, al sostener que se vulneraron "derechos e intereses" del hijo menor de edad de la condenada.

Entre los argumentos sostuvo que el niño tiene interrumpida su asistencia psicológica y psicopedagógica por la pandemia de coronavirus, vive con una tía y este año murieron un tío con quien también residía y su abuela.

Los dos padres del chico están condenados y presos por el secuestro de Berardi.

Galería de fotos