Denuncian que le robaron la identidad a un repartidor de leche que está preso por traficar cocaína a Alemania

"Hace veinte años que trabaja", dijo su hermana. "Jamás tuvo pasaporte ni salió del país", agregó su hija. Teme que lo extraditen para enjuiciarlo en Europa.
sábado, 30 de enero de 2021 · 15:39

 

Agentes federales de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol, detuvieron ayer en Isidro Casanova a Luis R., un vecino de Gregorio de Laferrere al que la justicia acusa por “Violación a la Ley de Estupefacientes”, pesa una orden de Captura Internacional a pedido de las autoridades judiciales de Alemania.

Según fuentes oficiales, a Robledo se lo acusa de haber vendido y transportado grandes cantidades de cocaína desde Argentina y Uruguay hacia Alemania, despachando vía encomienda ropa embebida en cocaína líquida.

Tras enterarse de la detención, su hermana, Lorena R., docente, publicó en las redes sociales un pedido de ayuda para que “la justicia nos escuche y poder demostrar la inocencia” de su hermano.

El portal MatanzaDigital.ar, dialogó con Tamara M., amiga y vecina de la familia , que comentó que “Beto, como le decimos a Luis, hace veinte años que trabaja como repartidor de leche. Él es un laburante, no es ningún prófugo ni narcotraficante”.

A su vez declaró que Robledo es injustamente acusado de “mandar una encomienda de ropa lavada en cocaína liquida, hace diez años, a Alemania. Es lo único que sabemos”. “El día que lo detuvieron, antes de que lo intercepte Interpol, Luis fue a la comisaría a denunciar que un auto blanco lo estaba siguiendo. También le aviso a su hermano para que tenga cuidado”, comentó.

“A la familia le dieron 40 días para presentar una prueba y si no lo hacen lo van a extraditar a Alemania para enjuiciarlo allá”, concluyó Tamara.

Por su parte, Luna R., hija de Luis, también publicó en las redes sociales un pedido de ayuda y denunció que a su papá “le robaron la identidad” y que “jamás tuvo pasaporte y jamás salió del país”.

Luis Robledo, de 38 años de edad es un vecino de Gregorio de Laferrere que se desenvuelve como repartidor de productos lácteos para la empresa La Serenísima.

Tiene 3 hijos, y vive en la casa de su madre porque no tiene vivienda propia y el sueldo no le alcanza para pagar un alquiler.

Familiares y amigos están organizando una movilización con corte de ruta para pedir su pronta liberación y que se declare su inocencia.