Otro crimen durante una fiesta clandestina: murió un joven baleado

Mendoza- Se trata de Facundo Domínguez, de 23 años, quien agonizó 30 días. En Año Nuevo hubo dos encuentros con cientos de personas que terminaron con dos asesinados.
domingo, 31 de enero de 2021 · 17:41

El 1 de enero hubo dos fiestas clandestinas en el popular barrio San Martín, ubicado en el oeste de Capital, que terminaron con hechos de sangre.

Y en ambos encuentros convocados y promocionados a través de las redes sociales no faltaron las peleas, los disparos y las corridas. Problemas entre jóvenes que decidieron ponerle fin utilizando armas de fuego.

Facundo Domínguez (23) sufrió el primer ataque en la vía púbica, cerca de la manzana 47 de la citada barriada, pero fue el último en fallecer: la víctima, con domicilio en el barrio Aeroparque, agonizó 30 días y murió el sábado por la tarde. Le habían disparado en el abdomen.

El caso está en manos de la fiscal de Homicidios Andrea Lazo y no tiene detenidos.

Recién en las últimas horas, después de confirmarse el deceso de Domínguez, los detectives comenzaron a profundizar en la pesquisa para dar con el autor.

No hay muchas pruebas para encontrarlo porque fue un grupo de sujetos el que rodeó a la víctima antes de dispararle a corta distancia.

Si bien, detallaron fuentes judiciales y policiales, se tomaron declaraciones y testigos marcaron a algunos sospechosos, después de casi un mes no se habían ordenado capturas porque no está identificado con nombre y apellido, explicaron.

Sí trabajan un dato alentador: el sujeto que accionó el arma es del barrio.

El segundo baleado fue Héctor Gutiérrez, de 26 años. Lo atacaron a las 8 cerca de la zona de los baños públicos donde se desarrollaban los festejos de Año nuevo y falleció siete horas después en el Hospital Lagomaggiore.

Ver también: Atraparon al acusado de perpetrar el primer crimen del año

Por ese hecho, el 25 de enero capturaron al sospechoso de perpetrar el asesinato y lo mandaron a la cárcel.

La reconstrucción

Este domingo al mediodía, con la presencia de una de las facciones de la hinchada de Independiente Rivadavia, familias y amigos le dieron el último adiós al joven asesinado en el barrio San Martín.

Bombos y cánticos en la sala velatoria se fundieron entre todos los presentes, que buscaban saber cómo se produjo el crimen.

Por declaraciones que se tomaron horas después del ataque, se supo que Domínguez resultó herido a las 4.35 durante la fiesta clandestina a la que habían concurrido más de 200 personas.

Uno minutos después, conocidos de la víctima la trasladaron hasta el Hospital Lagomaggiore. Allí contaron que Domínguez se encontraba en la mazana 47 cuando fue rodeado por un grupo de sujetos del mimo barrio San Martín.

Dijeron que estucharon una detonación y que los atacantes se fueron corriendo. Domínguez quedó detenido en la calle y lo socorrieron para trasladarlo al hospital capitalino.

Allí fue intervenido quirúrgicamente pero no pudo recuperarse, falleciendo este sábado por la tarde.

Familias, amigos y hasta una facción de la hinchada de la Lepra despidieron a la víctima.

El otro expediente, con un detenido

La semana pasada, después de 21 días de búsqueda, efectivos de la División Homicidios de Investigaciones capturaron al presunto autor del homicidio de Héctor Ezequiel Gutiérrez, el joven que fue atacado a balazos en una de las dos concurridas fiestas clandestinas que desarrollaron el primer día del año en el barrio San Martín de Ciudad.

El sospechoso estaba identificado desde las primeras horas del ataque. Escondido en la casa de su abuela, Axel Godoy (20) fue reducido por los policías y puestos a disposición de la Justicia, que lo imputó y envió a la cárcel.

El hecho de sangre sucedió cerca de los baños público el lugar donde ocurría el encuentro y los testigos y la propia víctima antes de morir contaron quién había sido el agresor. 

Gutiérrez fue baleado en el abdomen y también recibió un cachazo en la cabeza cerca de las 8. Falleció ese mismo día a las 15.

 

El SOL