Dijo que su beba murió ahogada, pero se descubrió la horrible verdad y buscan condenarla

Una mujer llevó a su hija de dos años a un centro de salud aduciendo que se había ahogado con comida, pero la nena presentaba lesiones, desnutrición, deshidratación, golpes y escoriaciones. La investigación reveló lo sucedido y ahora la mujer será enjuiciada.
miércoles, 27 de octubre de 2021 · 10:04

 

La causa de la madre acusada de homicidio calificado por el vínculo en perjuicio de su hija de dos años, que murió en junio pasado, cuando la dejaron sola en la vivienda en la que residían, en la ciudad de Salta, fue elevada a juicio, informaron hoy fuentes del Ministerio Público Fiscal.

La fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Verónica Simesen de Bielke, fue notificada por el Juzgado de Garantías 7 del distrito Centro, de la elevación a juicio de la causa por el homicidio calificado por el vínculo de una niña de dos años.

La jueza Edith Rodríguez tomó la resolución, de acuerdo con el requerimiento a juicio presentado días atrás, en la causa contra Micaela Noemí Colque, que era la madre de la víctima.

Además, resolvió no hacer lugar al pedido de la defensa de la acusada, que solicitaba el cambio de calificación por homicidio culposo, y mantuvo la acusación realizada en el requerimiento.

El 22 de junio pasado, Colque llevó a su hija al centro de salud del barrio Provipo, de la capital salteña, sin signos vitales y con una versión inconsistente de lo sucedido, tras lo que una investigación determinó que la víctima presentaba lesiones de distinta data y un cuadro de desnutrición y deshidratación. La mujer aseguró que la niña se había ahogado mientras ingería alimentos.

Los profesionales que la asistieron indicaron que, al llegar, la niña no tenía signos vitales, temperatura corporal baja, presentaba signos de golpes y escoriaciones en el cuerpo, lucía descuidada y con bajo peso para su edad, lo que fue confirmado por la médica del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) que realizó el examen cadavérico.

En la declaración de la madre de la niña surgieron inconsistencias y contradicciones, de lo cual se dedujo que había dejado a la niña sola en la casa y que, al regresar, la encontró con “dificultades para respirar”. Por ello, la llevó al centro de salud y aseguró que había mentido para que no pensaran que era “mala madre”.

De los testimonios recogidos de su entorno y del informe socioambiental realizado, se pudo constatar que la mujer dejó a la niña al nacer al cuidado de su abuela paterna y la recuperó cuando tenía un año, pero no le prodigaba los cuidados y las atenciones necesarias.

En un primer momento, la mujer fue imputada por abandono de persona seguido de muerte, pero luego Simesen de Bielke amplió la acusación contra Colque, ya que se comprobó que dejó a la p, equeña sola en su vivienda desde el domingo 20 de junio, hasta el hasta el lunes 21, a la noche, cuando ella presuntamente regresó a su domicilio.