Detienen al presidente de una empresa de caudales por el faltante de mil millones de pesos

El presidente de una empresa de transporte de caudales y seguridad privada fue detenido en el marco de una causa en la que se investiga el faltante de unos mil millones de pesos pertenecientes a una firma de comidas rápidas y a un banco privado, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.
viernes, 29 de octubre de 2021 · 00:07

Se trata de Lucas Daniel Zeballos (32), a quien el juez Nacional en lo Criminal y Correccional 31 Mariano Iturralde le imputó los delitos de "estafa" y "defraudación por retención indebida".

Según las fuentes, Zeballos era el presidente de Codecop, firma que en julio último fue denunciada por el Banco de Galicia en la Comisaría Vecinal 1D de la Policía de la Ciudad porque estaba "reteniendo ilegítimamente sumas de dinero en pesos y en moneda extranjera de la entidad".

En total, los abogados querellantes presentaron documentación que demostraban el faltante de 371.169.969,50 de pesos, 1.235.760 de dólares y 42.000 euros.

Las fuentes detallaron que ése dinero fue recuperado en su totalidad tras unos allanamientos en las plantas de Posadas, Misiones, y en la de Florencio Varela, en el sur del conurbano bonaerense.

Por ese hecho, el Juzgado procesó sin prisión preventiva a Zeballos, por entonces presidente de la firma, por "defraudación por retención indebida".

Sin embargo, la investigación continuó tras otra denuncia realizada en octubre por Arcos Dorados Argentina S.A., que lo acusó del faltante de al menos 642.769.056,50 pesos, 37.117,85 euros y124.469,91 reales.

"Dichos fondos fueron entregados por Adasa a Codecop S.A. para que sean trasladados, recontados, atesorados y eventualmente depositados en el término de 48 horas de acuerdo a las instrucciones pautadas" en un contrato celebrado entre ambas firmas en enero de 2019, detalló el magistrado en la acusación a la que Télam tuvo acceso.

Dicho contrato estableció "las condiciones que debían regir para el retiro, traslado, recuento, atesoramiento y depósito en las cuentas de Arcos Dorados Argentina S.A., todo, en el plazo máximo de 48 horas, de los valores de los más de 140 restaurantes que operan bajo la marca McDonald's, tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en la provincia de Buenos Aires".

Ante ese incumplimiento, los representantes de la empresa radicaron una denuncia y el juez dispuso una serie de allanamientos en nueve domicilios tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como en diferentes localidades de la Provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Posadas.

El personal policial estableció que el dinero no se encontraba atesorado en las plantas que opera la transportadora y que en la planta de Florencio Varela sólo fueron hallados 1.868,58 dólares, 124.119,95 reales, 2.951,12 euros y 4.954.000 de pesos, mientras que en Mar del Plata encontraron 618.961,25 de pesos.

Ante esta situación, Zeballos fue detenido esta semana y en la indagatoria se negó a declarar sobre la acusación de Iturralde.

"Quiero dejar por sentado que por una cuestión de integridad física mía y de mi familia, prefiero no dar nombres de la situación y de lo sucedido. Tengo y siento una preocupación personal por mi integridad y la de mi familia, más allá de esto, me pongo a derecho", dijo ante el juez.

Además, el imputado, quien actualmente está preso en el Departamento de Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina (PFA), dijo que se encuentra "con una situación médica".

"Estoy con una situación médica cursando de aquí en adelante por diferentes situaciones que vengo viviendo y demás, pero básicamente estoy acá, tomando conocimiento y presentándome, como hice hoy a primera hora. Más allá de todo eso, quiero dejar por sentado que presenté la renuncia a mi cargo en la empresa Codecop, he decidido esa opción, hasta que se aclare esta situación", explicó.

En tanto, voceros policiales dijeron a Télam que aún restan atrapar otros prófugos en el marco de la causa.

Por otra parte, el padre del hombre, Carlos Zeballos (53), que también llegó a ser presidente de Codecop y tenía un pedido de captura internacional desde diciembre de 2018 en una causa por extorsión, fue detenido en agosto de 2019 en Mar del Plata. Télam