Baleó a una joven de 16 años y la dejó parapléjica porque "tenía la música muy alta"

Un hombre que tendría problemas mentales disparó contra un grupo de personas que festejaban un cumpleaños junto a su casa. Una de las balas atravesó la espalda y lastimó la médula de una joven de 16 años que no podrá volver a caminar y aun se encuentra internada en estado reservado.
viernes, 8 de octubre de 2021 · 11:25

 

Un hombre disparó contra varios jóvenes que estaban reunidos porque "tenían la música muy alta" y la peor parte se la llevó una adolescente de 16 años que recibió un impacto que la dejó en grave estado y no podrá volver a caminar ya que la bala llegó a la médula ósea.

Todo ocurrió el sábado pasado en una vivienda de Villa Zavaleta en Barracas donde Sandra Lozano de 16 años había ido a la juntada con su hermana Sara de 21 y otros jóvenes amigos. En realidad se trataba del cumpleaños del tío de una amiga por lo que habían varias personas y música de fondo.

Estos sonidos irritaron a un vecino que antes de dispararles se acercó a la casa y los amenazó. "Bajen la música o amanecen todos muertos", dijo el criminal que terminó disparando una ráfaga de tiros contra los participantes de la fiesta. Para desgracia de Sandra, una de las balas ingresó por la espalda, le perforó un pulmón y le lastimó la médula ósea, por lo que ya no podrá caminar.

“Yo estaba sentada conversando, no sé por qué miro hacia la puerta y vuelvo a ver a ese mismo tipo que desde la reja estira su brazo, veo un arma y empieza a disparar. Sentí entre ocho y diez balas”, aseguró Sara, la hermana mayor de Sandra, quien la llevó de urgencia al hospital Penna donde la adolescente aún está internada con pronóstico reservado.

“Mi amigo manejó con la mano ensangrentada y nos dijeron que el Hospital Penna estaba a unos diez minutos. Yo estaba atrás con Sandrita hablándole, moviéndole la cabeza para que no se durmiera, fueron minutos insoportables, interminables, que nunca en mi vida pensé que los viviría", detalló la joven a Crónica.

Sandra permanece internada en el hospital Penna y corre riesgos de sufrir un paro cardíaco. Mientras, los doctores ya le dijeron a la familia que la adolescente quedará parapléjica y no podrá volver a caminar. "Cuando despertó me preguntó cómo está ella, cómo yo la veía, si tiene algo, pero no le dije nada. Los médicos me dijeron que más adelante, con un psicólogo, se le dará el diagnóstico", contó su hermana cobre el momento en que la joven baleada despertó internada.

El agresor tendría problemas mentales, lo apodarían "El Boli" y se fugó en una moto. "Tengo entendido que allanaron su casa, que encontraron drogas y municiones. Yo le vi la cara y me llegó una foto de él y es esa persona. Quiero que pague por lo que hizo", finalizó Sara, la hermana de la adolescente que fue baleada y quedó parapléjica.

 

Diario Crónica