"No me gustan las negras": el ataque racista contra una policía porteña que se viralizó

Una joven de 19 años, fuera de sí, insultó a agentes que intervinieron en una discusión con su pareja en Colegiales. Será investigada por discriminación.
viernes, 5 de noviembre de 2021 · 08:18

 

Una joven de 19 años protagonizó un escandaloso acto de racismo y discriminación en la madrugada de este viernes en el barrio porteño de Colegiales, al insultar a una oficial de la policía de la Ciudad de Buenos Aires y a una persona que grababa la situación.

Según publica el diario La Nación, la protagonista de las imágenes es una adolescentes cuyas iniciales son EDS. El altercado comenzó a las 2 de la mañana cuando viajaba junto a su novio de 26 años, identificado como "Gonzalo" en un taxi y comenzaron a discutir por una presunta infidelidad del hombre.

Ante esta situación, el taxista se detuvo a la altura de la avenida Lacroze, en su cruce con Conde y avisó a los policías de la situación. Ante el llamado se acercó un móvil y los efectivos comenzaron a entrevistar a la joven, que estaba visiblemente alterada.

Según el parte, EDS no tenía ningún tipo de lesión y les explicó a los efectivos que el motivo de la discusión arriba del taxi era una infidelidad de su pareja y que no iba a presentar una denuncia.

Sin embargo, a los pocos segundos se alteró y comenzó a pedir a gritos por "Gonzalo", que se había alejado unos metros, mientras los policía trataban de calmarla sin éxito alguno.

Según quedó registrado en el video, la joven no paró de proferir insultos, descalificaciones y comentarios racistas. “¡No me toques! ¡No me gustan las negras! ¡Soltame!”, arremetió la adolescente contra una agente que intentaba tomarla de los brazos para evitar agresiones físicas.

“No me gustan las negras, por favor, me pongo mal”, continuó la chica, mientras se colgaba de un oficial y seguía gritando contra la efectivo, que mantuvo estoicamente la calma ante la cantidad de insultos que recibió.

“¡No me gusta la gente oscura!”, insistió la adolescente. En ese momento y antes de que el agente la alejara, se enorgulleció: "Yo me voy a bañar a lugares caros”.?

Tras el escándalo callejero, el Ministerio Público Fiscal decidió actuar de oficio e investigará el hecho.

“La Fiscalía PCyF 22 Especializada en Discriminación, a cargo de Mariela De Minicis, inició actuaciones de oficio frente a los hechos ocurridos el pasado miércoles 3 por la noche, cuando una mujer agredió verbalmente a una de las policías que actuaba tras una discusión con su pareja, profiriéndole frases discriminadoras”, precisaron en un comunicado oficial.

Frases racistas

“¡Calmate!”, le pidió la mujer policía mientras la joven lanzaba una catarata de insultos en su contra.

“¡Dejá de grabarme vos, pobre de mierda!”, exclamó la adolescente, mientras un vecino grababa el episodio y le gritaba: “¡No! ¡Estás loca! ¿Me podés escuchar, flaca?”.

“¡No me toques! ¡No me gustan las negras! ¡Soltame!”, reiteró la adolescente mientras pedía por un tal Gonzalo que, según trascendió, se trata de su pareja

“¡No me gustan las negras, no me gustan las negras!”, insistió mientras los agentes intentaban calmarla.

Hasta desde los balcones hubo vecinos que se sumaron a la discusión con indignación. “¡¿Cómo vas decir una cosa así!?”, gritaban.

“No me gustan las negras, por favor, me pongo mal”, continuó la adolescente, mientras se colgaba de un oficial y seguía gritando contra la mujer policía: “¡No me gusta la gente oscura!”.

“¡Sacame de esta gente, por favor”, agregó.

“Aparte graban…”, observó ella, cuando la apuntaban con la cámara, y disparó contra la vestimenta de uno de los testigos: “Miren lo que son, con esas ojotas de indio pobre”.

Tras varios minutos de discusión, los policías la escoltaron. “¡Te van a detener!”, exclamó uno de los vecinos, y ella contestó: “Callate, vos, ¡pobre de mierda!”.

Un hombre decidió dirigirse a la joven en inglés, con ironía. “Shut the fuck up, ¿entendiste?”. Y completó en castellano: “Vos no sabés de qué estás hablando ni con quién estás hablando. Callate y respetá a la policía”.

 

Fuente: Con información de La Nación y Clarín