Lunes 31 de Octubre de  2022 // 09:33 hs

Crimen de Lucio: las pruebas de la violencia que sufría el pequeño

Son imágenes que muestran al nene antes del crimen con muchas lesiones en distintas partes del cuerpo.

Escrito en NACIONALES el

Un video que se volvió viral en las redes sociales en las últimas horas puso en evidencia el maltrato que sufría Lucio Dupuy en su casa desde mucho tiempo antes que lo asesinaran. Las imágenes fueron grabadas en diciembre de 2020 y muestran al nene golpeado y fracturado.

En la filmación se puede observar a la víctima jugando en el piso durante una presunta reunión de mujeres. De la misma manera, son claramente visibles también las marcas de golpes que tiene en la cara y un vendaje con dos dedos entablillados en la mano derecha.

Las lesiones que quedaron registradas coinciden con la información que reveló la historia clínica de Lucio, según la cual el nene fue atendido al menos cinco veces en distintos hospitales en un lapso de apenas tres meses: entre diciembre de 2020 y marzo de este año.

Los últimos ingresos de Lucio al hospital
El 15 de diciembre de 2020 Lucio Dupuy entró a la guardia del hospital por “traumatismos de miembro superior” y una “fractura expuesta en dedo de la mano”. Tres días después, un informe del hospital Lucio Molas de Santa Rosa complementa ese diagnóstico: le encontraron una “fractura a nivel de la muñeca y de la mano” y “fracturas en otros huesos del carpo”.

El 22 de enero de 2021 el nene volvió a ser asistido, esta vez en una salita del barrio Río Atuel cerca de donde vivía. Allí se constataron “traumatismos de miembro superior”, además de traumatismo superficiales por “trauma”.

Apenas diez días después regresó al hospital Evita por un “traumatismo/herida de región no especificada del cuerpo”, un diagnóstico poco preciso pero asentado también bajo el protocolo T14-1 que implica “traumatismo/herida de región no especificada del cuerpo”. Esto puede hacer referencia a cortes, heridas, heridas por punción, laceraciones o mordeduras de animales, entre otras según la Clasificación Internacional de Enfermedades. Esto fue el 1° de febrero de 2021.

La última consulta médica asentada fue el 23 de marzo, también al Evita por traumatismo. Allí se le diagnosticó “mallet finger”, una deformidad en el dedo que se genera por una fractura ósea de la falange distal. Es decir, las fracturas que presentó Lucio en diciembre nunca fueron tratadas ni tenidas en cuenta por la mamá y su pareja. Ese día también se le realizaron varios estudios, entre ellos una radiografía de codo, antebrazo, muñeca, mano y dedos, entre otras zonas del cuerpo.