Crimen de Lucio: “Hay pruebas para agravar la acusación”, dijo uno de los fiscales

El factor de la alevosía es un elemento que el equipo investigador evalúa sumar a la calificación.

Escrito en NACIONALES el

Uno de los fiscales del caso Lucio, Walter Martos, dijo que "hay pruebas para agravar la acusación. Incluso la querella ya expresó su teoría y calificación". El investigador integra, junto a sus colegas Verónica Ferrero y Marcos Saco, un equipo conformado por el Ministerio Público Fiscal para seguir el conmocionante caso del nene de 5 años asesinado a golpes en La Pampa.

"Ya existen elementos para recaratular el caso, para agravar la calificación ante los resultados de la autopsia y otros elementos, incluso el querellante ya expresó su teoría y calificación, que es más grave que la actual ", dijo el fiscal en una entrevista al medio santarroseño El Diario, en referencia a las situaciones procesales de la madre del nene, Magdalena Espósito (24,) y la pareja, Abigail Páez (27), ambas detenidas en un penal penitenciario de San Luis.

Espósito está acusada de homicidio agravado por el vínculo (prisión perpetua), mientras que sobre Páez pesa la calificación de homicidio simple (8 a 25 años). Respecto a eso, el abogado querellante, José mario Aguerrido, dijo que, a su entender, es un homicidio simple agravado por alevosía y que la muerte de Lucio fue un "crimen de odio", por la condición de varón de la víctima.

?"Trabajamos para que tengan la pena que se merecen", dijo Martos este sábado y, como reveló a Clarín, reiteró que en el sistema judicial no hay denuncias formales maltratos o violencia sobre Lucio.

?"No quita que hayan existido llamados al 101 o convocatoria a la policía, que es materia de investigación", explicó. Se conoce públicamente una llamada al número de emergencias de la Policía del pasado 25 de agosto cuando una vecina advirtió que estaban golpeando a Lucio.

Martos detalló que se solicitaron todos los registros de ingresos al sistema de salud del niño. El equipo de fiscales tiene un plazo de seis meses para concluir la investigación y recién después de ese plazo se dispondría el juicio a las acusadas. Ambas tendrán que estar presentes en el debate.?

"Lo que busca la sociedad y la familia es que los responsables del crimen tengan la pena que se merecen. Para eso estamos trabajando", consideró el fiscal pampeano. "Tenemos que determinar con el grado de certeza necesario quiénes son los autores y en qué grado participaron. Y después solicitar la condena", precisó.?

"Estamos trabajando para llegar a la verdad real de qué ocurrió. No podemos garantizar el desenlace, pero sí le dijimos a la familia que vamos a poner todo el esfuerzo y todos los medios para llegar a eso", indicó Martos, que durante la semana mantuvo -junto a los otros fiscales- una entrevista con la familia Dupuy. Estuvieron el padre de Lucio, Christian, los abuelos Ramón y Silvia Gómez, y los tíos Maximiliano Dupuy y Cynthia.

Martos no avanzó en detalles de la autopsia. "Hay que ser prudente y cuidadoso. Estamos hablando de un niño de cinco años que murió y hay una familia atrás que está atravesando un duelo y dolor", dijo.

El abuelo Ramón Dupuy dijo -luego de conocer el informe de la autopsia de mano de los fiscales- que "ahora estamos peor. No podemos entender la saña y el odio de la madre hacia Lucio".

El caso

Lucio Dupuy murió el viernes 26 de noviembre entre las 21.30 y las 22 horas, según la autopsia. Recibió una golpiza: la muerte se la provocaron los traumatismos (tenía varios en la cara y el cuerpo) y una hemorragia interna.

Por el caso están detenidas Magdalena Espósito y Abigail Páez, quien fue la que llevó al nene a una posta sanitaria: Lucio tenía sangre en la boca, según dijeron los testigos de la escena. Pero esa salita estaba cerrada, entonces se cruzó a una comisaría. donde los policías se negaron a atenderlo.

En esa situación desesperante, un joven le hizo RCP, pero no reaccionó. Luego intercedió una enfermera profesional: Lucio vomitó y mostró movimientos. Una mujer lo llevó en un auto, junto a la pareja de la madre del chico, al hospital Evita de la capital pampeana, donde confirmaron la muerte del nene.

La autopsia reveló que el cuerpo tenía además de golpes recientes, mordeduras y quemaduras. También que hubo abuso sexual.

Apenas se conoció la muerte de Lucio, su padre dijo "la justicia nunca me escuchó". Afirma que nunca le dieron la guarda que él pedía. Tampoco podía verlo en forma regular.

El caso conmueve a La Pampa y al país. El domingo 27 hubo marchas en General Pico y Santa Rosa y otros pueblos pampeanos. En la capital provincial todo terminó en caos: atacaron la comisaría donde estaban detenidas las acusadas, lo que provocó el traslado de ambas. También quemaron autos. Hubo 14 policías heridos y 12 manifestantes detenidos.

También se conoció que una vecina de la casa donde vivía Lucio llamó a la Policía el pasado 25 de agosto y advirtió que estaban golpeando al nene. "Sacale la ropa y cagalo a palo. Dejalo marcado porque lo mato yo", escuchó la vecina.

Un policía fue y a los gritos -desde un tapial- le dijo a la madre: "Nos llamó el hermano de su vecina, que están golpeando a un niño". Y se fue.

Los antecedentes del caso desataron una fuerte reacción en el país. Este viernes hubo marchas de silencio, con velas y globos blancos. Las más numerosas fueron en General Pico y Santa Rosa, pero se repitieron en la plaza Lavalle de CABA (frente a Tribunales), en Córdoba, Salta, Jujuy y decenas de ciudades argentinas.

Fuente: Clarín