Reta: intentaron tomar la comisaría, destruyeron autos e hirieron a policías

El hecho fue en la localidad bonaerense de Reta, donde una grupo de personas causó destrozos como venganza por la suspensión de una fiesta clandestina.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 11:15

 

La localidad bonaerense de Reta vivió una noche de terror este fin de semana: hubo disparos, piedrazos y corridas. Es que mientras efectivos policiales fueron convocados para desarticular una fiesta clandestina en la playa, un grupo de personas atacó la dependencia policial, aprovechando la reducida presencia, e intentaron ingresar, aparentemente buscando recuperar la gran cantidad de elementos que habían secuestrado en una fiesta clandestina.

Todo comenzó en la madrugada de este sábado, cuando personal policial de Reta, con los refuerzos de los abocados al Operativo De Sol a Sol 2020/2021, desactivaron una fiesta clandestina en la zona de médanos, secuestrando generadores eléctricos, equipo de potencia, trípodes, una notebook, equipos de música, bebidas alcohólicas, parlantes, luces, amplificadores, y hasta una máscara de Ricardo Fort. Esto fue a la altura de la calle 33, y había unos 150 jóvenes en ese festejo.

Según los testimonios recogidos por el portal La Voz del Pueblo, se trataría de un ataque organizado y del que participaron jóvenes y adultos, residentes de la localidad y turistas. Mientras un grupo de policías se dirigió a desactivar una nueva fiesta y habrían sido recibidos con piedras y palos, otro grupo fue a la dependencia con presuntas intenciones de tomarla.

Al acercarse el móvil policial a la fiesta que se desarrollaba en la madrugada de este domingo, fue encerrado por dos autos que se cruzaron en la calle y le impidieron la salida. En esos momentos comenzó el ataque, tanto a ese móvil como en la dependencia policial.

En la dependencia el ataque aparentemente se inició con piedras, que poco a poco destruyeron cada una de las ventanas. Posteriormente habría intentado ingresar, pero el acceso fue bloqueado con muebles por los dos policías que quedaron en el lugar.

La intención era recuperar los elementos secuestrados la noche anterior. Al no poder hacerlo, destrozaron el móvil que había quedado en la puerta y el auto privado de uno de los efectivos. Incluso, clavaron un cartel señalizador de calle en el rodado del oficial.

Los testigos aseguraron que los policías dispararon al aire una vez que se encontraron cercados por varias personas, que los atacaban con piedras en una calle sin salida. Además agregaron que al intentar alejarse del lugar en marcha atrás, con un efectivo policial herido en la cabeza por un piedrazo, impactaron contra una joven que sufrió golpes pero que no revestían gravedad y no fue atendida en la salita. Este habría sido el hecho que ocasionó la bronca de los vecinos y el posterior ataque a la comisaria.

Si bien no lograron ingresar a la dependencia, dos oficiales fueron heridos, ninguno de gravedad. Uno de ellos fue lastimado mientras era atacado por los concurrentes a la fiesta, mientras que el otro fue herido en la sede policial cuando intentaba evitar el ingreso de los delincuentes.

"Rompieron todo en unos minutos. Destruyeron el auto del Jefe de policía y lo amenazaban con nombre y apellido por la ventana, así que era gente de acá", dijo uno de los vecinos

Y afirmó que son siempre los mismos los que ocasionan los robos y las fiestas clandestinas en la localidad, algo que viene ocurriendo con reiteración. "Son unos pocos pero alteran la tranquilidad de todos".