Horrible muerte: podaba un árbol con una amoladora, trastabilló y se cayó sobre la máquina

Un hombre que realizaba trabajos de jardinería junto a su hijo en una casa de la localidad santiagueña de La Dársena murió al herirse con la amoladora industrial que manipulaba para podar un árbol.
jueves, 25 de febrero de 2021 · 09:34

El episodio, dado a conocer por El Liberal, tuvo lugar cerca de las 11.40 del martes, cuando una mujer identificada como Blanca Bernasconi se presentó en la subcomisaría e informó que en el interior de una vivienda del barrio Los Escolano había un hombre gravemente lesionado.

De inmediato, la Policía llegó al lugar donde se encontraba personal de la Unidad Primaria de Atención asistiendo a la víctima, quien rápidamente fue llevado al Centro Integral de Salud Banda.

Mientras el hombre era asistido por los médicos, los uniformados se entrevistaron con la dueña de la casa, Ángela Mónica Gallardo, de 40 años, quien les contó que había contratado los servicios de la víctima, a quien conocía como Ricardo Torres.

En la vivienda también se encontraba el hijo del herido. El chico, quien lo había acompañado a trabajar, detalló que su padre se encontraba arriba de un tacho de 200 litros cortando una rama de un árbol en la casa de Gallardo.

Por causas que se desconocen, en un determinado momento, la amoladora se trabó en la planta por lo que Torres intentó liberarla, trastabilló y perdió el control de la herramienta, provocándose cortes en el pecho, abdomen y la parte superior del cuerpo.

Minutos más tarde, los uniformados fueron alertados de que la víctima había llegado sin vida al centro de salud.

Los efectivos comunicaron lo sucedido a Hugo Herrera, fiscal de turno, quien ordenó que el cadáver fuera examinado por el médico de Sanidad. En tanto que los peritos de Criminalística realizaran trabajos de fotografía y planimetría en la casa. Además, secuestraron la amoladora.

El cadáver de Torres -de 52 años, residente en el barrio Paraíso- fue inspeccionado por el forense, quien reveló que no presentaba otro tipo de lesiones más que las compatibles con la herramienta, ni tampoco tenía signos de defensa. El cuerpo de la víctima fue entregado a sus familiares. (Fuente: Diario Jornada)