Detienen a padres por la muerte de su hija y sospechan de un rito satánico

La niña de dos años falleció tras sufrir una infección generalizada. La Policía detuvo a la madre y el padrastro, a quienes acusó de "homicidio". Maia tenía en su cuerpo dos agujas que tocaban el corazón y uno de sus pulmones, en lo que sería parte de un presunto rito satánico.
miércoles, 10 de marzo de 2021 · 09:29

La autopsia realizada al cuerpo de una niña de dos años que murió en los últimos días en la localidad chaqueña de Quitilipi dio cuenta de algo escalofriante: tenía en su cuerpo dos agujas que tocaban el corazón y uno de sus pulmones, en lo que sería parte de un presunto rito satánico.

El fiscal de Investigaciones N° 3 Cristian Arana dio detalles de la muerte que conmociona a Quitilipi y por la que fueron detenidos la madre de la niña, de 20 años, y la pareja de ella, de 19.

Si bien los estudios médicos desestimaron que la niña haya sido abusada, confirmaron que la nena tenía dentro de su cuerpo dos agujas, de unos 10 centímetros de largo, como las que se utilizan para coser pelotas de fútbol. Una de ellas estaba doblada, lo que se estima que pudo haber ocurrido cuando fue introducida en la nena.

"Una estaba en contacto con el pulmón y el corazón, en el medio del pecho, y otra, con pus, en el timo. Esta última es de vieja data a la primera, la cual le generó una infección generalizada, inflamación pulmonar, en los riñones, que la llevó a un paro cardiorrespiratorio” que provocó su muerte, indicó el fiscal a la prensa local.

Maia, como se llamaba la niña, fue llevada el miércoles al hospital de Quitilipi por sufrir una descompensación. Ante la gravedad de su estado de salud, fue trasladada al Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, pero llegó muerta.

“Pedimos una orden de allanamiento, nos hicimos presente en Quitilipi, en el lugar donde habría ocurrido el hecho, y tomamos declaración a todos los trabajadores del aserradero donde vivía la familia”, comentó el fiscal.

Tras conocerse los resultados de la autopsia, la madre y el padrastro quedaron presos un día después de la muerte. “No podemos decir dónde están alojados porque la gente de Quitilipi está muy indignada y queremos resguardar la integridad de los acusados”, explicó Arana.

Ambos fueron acusados del presunto delito de "homicidio agravado" mientras el fiscal trabaja sobre varias hipótesis para determinar el motivo de la muerte. “Esta beba sufrió una situación dantesca. Fue muy agresivo lo que hicieron con ella”, comentó, por su parte, el Procurador Adjunto, Miguel Fonteina.

Los investigadores abrieron la posibilidad de que la muerte "pudo haberse tratado de algún tipo de ritual". Indignados, los pobladores de Quitilipi marcharon por las calles de la ciudad hasta la comisaría local para reclamar justicia por la niña. (Minuto Uno)