Indagan al "Tony Montana del Oeste", detenido con cocaína enterrada en un jardín

El hombre fue detenido este miércoles tras dos allanamientos en los partidos de Morón y de General Rodríguez. En el segundo le encontraron 6 kilos de droga ocultos dentro de tachos de pintura.

Escrito en NACIONALES el

 

El hombre de 44 años que se hacía llamar "El Tony Montana del Oeste" y que fue detenido este miércoles tras dos allanamientos en los partidos de Morón y de General Rodríguez, en uno de los cuales se hallaron más de 6 kilos de cocaína que estaban ocultas dentro de tachos de pintura enterrados en un jardín, será indagado en las próximas horas, informaron fuentes policiales.

Se trata de Héctor Ángel Saavedra, quien fue apresado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón. Durante el operativo, además de la droga, le secuestraron armas, entre ellas un fusil ametralladora de alto poder de fuego, marca Blackhawk 223.

Fuentes de la investigación aseguraron que el fiscal Antonio Ferreras, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 especializada en Estupefacientes y Trata de personas de Morón, indagará en las próximas horas al detenido, acusado del delito de "Tenencia de estupefacientes para su comercialización y tenencia ilegal de arma de guerra".

La detención se concretó el miércoles tras dos allanamientos realizados en una casa de la calle Charcas 2.700, de Morón Sur, y en la calle Perú y Vélez Sarsfield, de General Rodríguez.

Según los investigadores, Saavedra, quien se hacía llamar "El Tony Montana del Oeste", en referencia al personaje interpretado por Al Pacino en la película Scarface, había sido denunciado por vecinos de vender cocaína y marihuana al menudeo en cercanías a escuelas y plazas públicas.

En los lugares allanados, la policía secuestró 90.000 pesos, seis panes de cocaína con un peso de un kilo cada uno, una prensa para fraccionar cocaína en lotes, elementos utilizados para el estiramiento de sustancias ilegales, alhajas, relojes, una tablet, y armas, entre ellas el fusil Blackhawk 223.

En el casa de General Rodríguez, los perros antinarcóticos de la policía bonaerense detectaron que la cocaína estaba enterrada en el jardín, dentro de tachos plásticos de pintura.