Pedra, la droga brasilera que genera estragos en Misiones

Es un estiramiento de la cocaína, muy adictiva y con efectos más inmediatos y fugaces. Casi el 80% de las consultas por adicciones en el norte del país responden a esta droga.
sábado, 19 de junio de 2021 · 13:00

Un espeluznante crimen ocurrido en Misiones, en el cual un joven fue asesinado de un machetazo, dejó al descubierto una realidad que atraviesan algunos jóvenes en el norte del país: la adicción a la pedra.

Alexis De Lima, de 14 años, fue asesinado de un machetazo en la cabeza. Por el hecho hay un detenido y la Policía sospecha que es un joven adicto a la droga, conocida como el crack brasilero. De acuerdo a los investigadores, el asesino podría haber estado bajo sus efectos o bien desesperado para conseguir más dosis y actuó sin mediar ningún tipo de consecuencia.

Esta droga, llamada 'pedra', es el residuo que surge del proceso de estiramiento de la cocaína, mezclado a su vez con pastillas y otras sustancias. Su nombre obedece a la forma rocosa en la que se comercializan las pequeñas dosis de 1 gramo. Para algunos es como el crack, pero para otros esto es mucho más potente y, por ende, más nocivo.

El efecto que produce es totalmente dañino y hasta el momento se desconoce si existe un foco de producción en Argentina

El valor de la dosis, tal como el del paco, es sumamente bajo: 100 a 200 pesos. Su ingreso a la provincia se dio por Puerto Iguazú, pero hoy en día avanzó de tal forma que ya se detecta en otras localidades como Puerto Esperanza, Puerto Libertad, Eldorado, Puerto Piray, Montecarlo, Andresito, San Antonio, Bernardo de Irigoyen y San Pedro.

Suele fumarse en pipa y se vende en dosis pequeñas. El efecto que produce es totalmente dañino y hasta el momento se desconoce si existe un foco de producción en Argentina.

De acuerdo al Departamento Municipal de Conductas Adictivas, el 80% de los jóvenes y adultos que hacen consultas son por adicciones a la pedra.

Según los especialistas, la droga genera 10 veces mayor placer que la que se siente al consumir cocaína. El efecto que tiene es casi instantáneo y muy adictivo, pero dura muy poco. Esto los lleva a que vuelvan a consumir. El promedio de consumo suele ser 20 dosis por día, detallan medios nacionales.

Un ejemplo extremo de esto puede ser el caso de un vecino de Iguazú que en 2019 encadenó a su hijo dentro de una habitación para evitar que saliera a delinquir para volver a tener dinero para más dosis.

 

 

mdz