Fingió tener cáncer, recaudó en las redes 400 mil pesos y estafó a casi toda su familia

Misiones- María Leticia pidió ayuda por las redes sociales, recaudó 400 mil pesos y se fugó. Su hermano hizo la denuncia en la Justicia y contó que no es la primera vez que ella y su pareja, Matías Pobrezny, los engaña.
viernes, 16 de julio de 2021 · 10:44

 

Estafadores hay muchos y en todos lados. Algunos, como en este caso, se las ingenian para conmover a la gente, tocarles el corazón, dispuestos a jugar con los sentimientos más puros de los otros, con lo más sensible, con lo que nadie se animaría a meterse; hay pocos, pero hacen mucho daño.
Este es el caso de María Leticia Zapata, quien inventó que tenía cáncer para robarle 400 mil pesos a mucha gente quería ayudarla.

María Leticia pidió ayuda por Facebook e Instagram. A través de un video contó que tenía cáncer de útero y que su única esperanza era un tratamiento que costaba 350 mil pesos que ella no tenía. La imagen era conmovedora. En el video hablaba una chica de 30 años sin pelo por la quimio, abatida y sufriente. “No es justo”, “nadie debe padecer así”, “es el momento de ayudar”, es seguro lo que muchos pensaron y los decidió a ayudar.

Mucha gente solidaria y empática extendió su mano y en poco tiempo consiguió el dinero. Y hasta se juntó más de lo que supuestamente necesitaba. Pero era todo mentira. María se había pelado y afeitado las cejas para engañar. Y cuando su cuenta bancaria tocó los 400 mil pesos, huyó.

Ahora, la Justicia la está buscando a ella y a su novio (y cómplice), Matías Pobrezny, de 29 años. Pero de la plata olvídense. No son unos improvisados. Antes de que nadie pudiera darse cuenta del engaño, retiraron todo el dinero desde cajeros automáticos y estaciones de servicio.

Parece difícil dar con una historia más miserable. Pero según parece, ellos lo habían logrado. Según cuenta el hermano de María, Miguel Zapata, a principios de año la pareja le habría robado más de 600 mil pesos a sus familiares. En esa oportunidad, las víctimas habrían sido los mismísimos padres de María.

El engaño fue así. Matías, quien supuestamente es abogado, se ofreció a hacerle un trámite judicial a sus suegros. Esa fue la excusa para meterse en sus cuentas bancarias. Hay que ser muy cruel y miserable para aprovecharse de la confianza de la propia familia. Pero lo hicieron sin siquiera sonrojarse .

Con la excusa de agilizar la gestión, Matías habría conseguido las claves bancarias de sus suegros. Se metió en el sistema del banco y pidió desde allí varios créditos personales a nombres de ellos. Luego depositaron el botín en cuentas de su novia. Con ese golpe se alzaron con 600 mil pesos.

El hermano de María cree que su hermana está siendo manipulada por su novio. Sospecha que hasta puede haber hasta violencia (física o moral) en el medio. Y por eso quiere que se sepa todo. Él advierte que no es ingenuo. Pero que corresponde que su hermana se entregue si es culpable o que pida ayuda si está siendo sometida.

Hoy por hoy la pareja está prófuga de la Justicia. El juez Miguel Mattos, a cargo del Juzgado 7 de Posadas les sigue el rastro, desde que una médica denunció que le falsificaron la firma para darle veracidad al engaño. Siendo ella de Ramos Mejía y él de Temperley fueron vistos por última vez en Posadas. Se hicieron humo en Misiones, muy cerca de la frontera.

Fuente Todo Noticias