Mendoza: condenaron a prisión perpetua al femicida de Florencia Romano

En un juicio abreviado, Pablo Arancibia confesó el crimen de la adolescente de 14 años que fue asesinada en diciembre de 2020. Con ello buscó evitar la exposición mediática que habría implicado un juicio por jurados. Le aplicaron la máxima pena, es decir que seguirá en preso por un larguísimo tiempo.
jueves, 8 de julio de 2021 · 19:16

Pablo Arancibia fue condenado a prisión perpetua este jueves tras confesar en un juicio abreviado el femicidio de Florencia Romano, la adolescente de 14 años a la que mató mediante golpes y estrangulamiento el 12 de diciembre de 2020.

Para ello, el acusado debió admitir que fue él quien cometió el delito, tal como lo demuestra la completa instrucción que llevaron adelante los fiscales Claudia Ríos y Fernando Guzzo, a lo que se sumó la tesis de la querella, encabezada por los abogados Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena.

"Se hizo justicia y espero que tenga perdón de Dios", dijo José, el papá de la víctima. La madre, a su turno, insistió entre lágrimas: "a nosotros ya nos mataron". A ambos les costaba expresarse por la emoción de haber visto al femicida admitir lo que hizo con la nena.  

En cambio el abogado Vaira Leyton sí alcanzó a describir lo que ocurrió durante la audiencia: "Se ha logrado algo muy importante en sólo 7 meses, gracias al trabajo de la fiscalía de Homicidios, de los papás de Florencia y de nosotros como querella. El condenado Arancibia aceptó su culpa. Admitió haber cometido el aberrante femicidio y la posterior actitud inhumana de haber prendido fuego el cuerpito", declaró.

En el lugar estuvieron presentes familiares, amigos y representantes del colectivo Ni una menos. El ambiente, en medio de los Tribunales desiertos y los llantos, era ciertamente desolador. 

A toda velocidad

La pesquisa se cerró en dos meses y derivó así en la posterior elevación a juicio que hoy, en el proceso abreviado acordado por las partes, finalizó con la comunicación de la pena que realizó el juez Federico Martínez.
 
Florencia Romano desapareció el 12 de diciembre: fue hallada sin vida cinco días más tarde, en una cuneta ubicada cerca de un matadero, en Maipú. La investigación determinó que Pablo Arancibia contactó a Florencia vía redes sociales y la invitó a su casa, donde la atacó a golpes primero y con un arma blanca después.

Arancibia quemó parte del cuerpo con combustible, lo envolvió en sábanas y lo arrojó en una acequia, donde fue hallado por un trabajador de la zona y luego por la Policía. 
 
La investigación se desenvolvió con testimonios y pruebas contundentes contra el acusado, lo que puso al Ministerio Público Fiscal en condiciones de elevar a juicio la causa velozmente. 

 

mdz