Juicio a Los Monos: 42 celulares en el pabellón de "Guille" Cantero y otros integrantes de la banda

El 2 de junio de 2018, días después de dos de las balaceras que se analizan en el proceso oral, allanaron el pabellón de Los Monos y encontraron los aparatos
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 20:51

 

El 2 de junio de 2018 hubo un operativo en el pabellón 7 del módulo B de la cárcel de Piñero, donde estaban detenidos los integrantes de la banda Los Monos. La requisa fue porque horas antes, en el marco del día de visitas, a la pareja de Ariel "Viejo" Cantero le habían encontrado una bala entre sus pertenencias. No se hallaron armas ni proyectiles pero sí 42 celulares, de los cuales uno pertenecía a Ariel Máximo "Guille" Cantero, señalado como instigador de los ataques a sedes judiciales que por estos días se abordan en un juicio oral.

Este miércoles continuó el juicio contra integrantes de Los Monos acusados de ejecutar en 2018, bajo las órdenes de "Guille", ataques a balazos contra sedes judiciales y viviendas relacionadas a funcionarios que participaron de la investigación y juicio al grupo criminal. En una primera instancia declaró personal del servicio penitenciario provincial que participó de la requisa al pabellón de Piñero en el que se secuestraron 42 celulares. En uno de ellos, que pertenecería a "Guille", surgen comunicaciones con el padre de Emanuel Chamorro, otro integrante de la banda que para entonces ya estaba condenado y detenido.

Una de las personas que declaró este miércoles fue quien en 2018 ocupaba el cargo de subjefe de módulos en la cárcel de Piñero. El 2 de junio de aquel año le había tocado ser jefe de día, como se llama a quienes eventualmente quedan a cargo de la unidad en reemplazo del director.

El hombre contó que al comenzar su turno le anoticiaron que a primera hora de la mañana, en el marco del día de visitas, en la requisa de rutina a los familiares de los reclusos le habían encontrado una bala a la pareja del "Viejo" Cantero. Por ese motivo se impulsó una "requisa especial", como le llaman los empleados penitenciarios a los operativos en los que buscan elementos peligrosos, en el pabellón 7 del módulo B, donde estaban detenidos el antiguo líder de Los Monos y otros integrantes de la banda.

Una bolsa con celulares

La requisa se hizo al final de la jornada de visitas, a las 18 del mismo 2 de junio de 2018. En principio el operativo tenía el objetivo de hallar elementos relacionados a armas de fuego, sin embargo la sorpresa fue el hallazgo de 42 celulares. Los aparatos estaban envueltos en dos bolsas y en un lugar preciso: el sector llamado anteguardia, un espacio al que los reclusos solo pueden acceder bajo el permiso y presencia del personal penitenciario.

Tanto el integrante del grupo de requisa como el subjefe de módulos que declararon este miércoles no ahondaron en los detalles que pudieran explicar cómo fue que habían llegado esos aparatos a un sector que está bajo custodia. Ambos se limitaron a responder las preguntas que se ajustaban al rol específico de cada uno aquel día.

El sector de anteguardia, según explicó el subjefe de módulos, está entre el pabellón y el lugar en el que permanecen los celadores, y está separado por rejas del lugar en el que están los reclusos. Como es un espacio en el que los reclusos suelen dejar elementos personales, como las sillas que se utilizan los días de visitas, también fue requisado aquella tarde. Y fue debajo de una de esas sillas, no tan escondidos, que estaban los celulares.

El celular de Guille

En ese pabellón de Piñero estaban el Viejo Cantero, Mariano Salomón, Ramón Machuca, Andrés Fernández, Emanuel Chamorro y otros integrantes de Los Monos que en abril de ese año habían sido condenados por distintos delitos en el marco de una asociación ilícita. Hasta tres días antes, el 30 de mayo de 2018, también había permanecido allí Ariel Máximo "Guille" Cantero, referenciado como líder del grupo. Luego fue trasladado a la cárcel federal de Resistencia, Chaco.

La orden de ese traslado, tanto como la condena a Los Monos, aparece en el juicio como uno de los principales motivos por los cuales se habrían instigado y ejecutado los 12 ataques a blancos judiciales que se tratan en este juicio. En el celular que para los fiscales pertenecía a "Guille" Cantero aparecen mensajes a un celular que tiempo después fue secuestrado en la casa de Emanuel Chamorro. En mensajes de audio Guille le menciona al padre de Chamorro la presentación de un hábeas corpus para evitar el traslado que finalmente se concretó.

Después, los ataques

La lectura del fallo condenatorio a Los Monos fue el 9 de abril de 2018. El 24 de mayo siguiente la Justicia Federal ordenó el traslado de "Guille" Cantero a una cárcel fuera de la provincia de Santa Fe. El día siguiente la defensa de "Guille" presentó el hábeas corpus que dos días después fue rechazado por la Justicia Federal, que volvió a confirmar el traslado que finalmente se concretó el 30 de mayo.

Entre el 27 de mayo, cuando se confirma el traslado y el 30 de ese mes, cuando se concreta, ocurrieron los dos primeros ataques a balazos a blancos judiciales. Fueron la noche del 29, contra una vivienda de Italia al 2100 y otra de Montevideo al 100, ambas relacionadas al juez Ismael Manfrin, que había formado parte del tribunal que condenó a Los Monos.

Para los fiscales Matías Edery, Gastón Ávila, Aníbal Vescovo y Miguel Moreno, que integran la parte acusatoria en el juicio, estos hechos y al menos 10 más ocurridos hasta fines de agosto de 2018 fueron instigados y ejecutados por integrantes de Los Monos. El medio para organizar los ataques fue la comunicación vía celular, una vez más desde la cárcel de Piñero con conexión al exterior.

 

La Capital