Estaba desaparecido y lo hallaron descuartizado: su familia lo identificó por la ropa

Los investigadores identificaron a la víctima y procuraban avanzar sobre el móvil del crimen.
jueves, 16 de septiembre de 2021 · 11:02

 

El macabro hallazgo de un cuerpo descuartizado adentro de una bolsa en la localidad bonaerense de Sarandí, partido de  Avellaneda, comenzó a esclarecerse en las últimas horas al conocerse la identidad de la víctima, quien fue reconocida por sus familiares a través de la vestimenta. Ahora, los investigadores procuraban avanzar sobre el móvil del crimen.

Quien descubrió el torso con cabeza, pero sin brazos ni piernas, fue un vecino que llamó al 911 algunos minutos antes del mediodía de este miércoles y alertó sobre el hallazgo, en cercanías al denominado arroyo Santo Domingo, en el cruce de Juan B. Justo y Ortega, a una cuadra del tradicional Acceso Sudeste.

Fuentes policiales informaron a cronica.com.ar que el cuerpo desmembrado estaba adentro de una bolsa de nylon negra y sujetado con un cable del mismo color. Además, estaba vestido con campera negra, un pantalón de jean y una remera roja.

Esas prendas fueron reconocidas por los familiares de la víctima, que declararon que no lo veían desde el domingo. Si bien su identidad aún no fue revelada, establecieron que es un empleado de una maderera de 50 años de nacionalidad boliviana.

Efectivos de la Comisaría 4° iniciaron la investigación para determinar en qué circunstancias fue asesinado, mientras que Policía Científica realizó los peritajes correspondientes en el lugar del hallazgo.

Al respecto, el médico legista determinó a simple vista que tenía un golpe en la cabeza, añadieron los voceros.

El hecho es investigado por la fiscal Solange Cáceres, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Avellaneda - Lanús, quien dispuso que realicen este jueves la autopsia correspondiente en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

La causa fue caratulada como "homicidio" y la funcionaria judicial aguardaba el informe preliminar para corroborar las causas de la muerte.

Además, los investigadores analizaban las cámaras de seguridad que hayan captado el momento en el que la o las personas arrojaron la bolsa con los restos del empleado.