Padre condenado a 12 años de prisión por abusar sexualmente de su hija

La Cámara Penal Nº 1 de la Provincia de San Luis condenó a un hombre a la pena de 12 años de prisión, por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la situación de convivencia preexistente de su hija biológica.
martes, 28 de septiembre de 2021 · 13:35

El hecho por el que fue condenado fue denunciado en 2019 por la madre de la víctima en la ciudad de Villa Mercedes, distante a 100 kilómetros de la capital provincial.

Según fuentes judiciales. la Cámara tomó esta decisión luego de escuchar ayer los alegatos en los que la defensora de menores, Yesica Agüero, quien solicitó al tribunal que el caso sea abordado con perspectiva de género y teniendo en cuenta la protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

La letrada hizo un relato pormenorizado de los hechos denunciados en sede judicial, y recordó que la niña le contó a su madre con detalles los abusos sufridos.

También enumeró las pruebas incorporadas a la causa y destacó la relevancia del informe emitido en Cámara Gesell, donde la víctima hizo un relato “coherente, totalmente creíble y con estructura lógica”.

Y mencionó la gravedad del daño causado por los hechos y enumeró las consecuencias físicas y psicológicas sufridas y descartó de lleno el consentimiento de la niña.

"En este caso, los niños y niñas no tienen la posibilidad de elegir, no entienden lo que les pasa, tienen miedo de hablar acerca de las agresiones sexuales”, remarcó.

Finalmente, la defensora indicó que el ministerio “tiene por acreditado los hechos, que han consistido en diferentes actos sexuales en detrimento de la integridad sexual de la niña y que han producido un grave vejamen en la victima y que “no se trata de un único hecho, sino que ha habido una reiteración que se ha ido complejizando”.

Como agravantes, la defensora mencionó la extensión del daño causado, la reiteración de los hechos y la peligrosidad de la conducta del imputado, mientras que como atenuantes destacó la falta de antecedentes condenatorios del acusado, al tiempo que anticipó su adhesión al pedido de pena que efectuara el fiscal de Cámara.

Por su parte, el fiscal de Cámara, Néstor Lucero, afirmó no tener ninguna “duda de que este señor que está aquí acusado es autor del delito que se le endilga”, que es “culpable” y aclaró que en una familia “disfuncional, hay algunos extremos que han permitido que la causa salga a la luz y no quede en la oscuridad del hogar”.

Mencionó el “grado de perversión e irresponsabilidad” del imputado en la conducta desplegada y consideró que el acusado “manipulaba a la víctima” quien “fue tratada como un objeto”; como agravantes consideró la reiteración de hechos en el tiempo y la extensión del daño causado y como atenuantes, la falta de antecedentes penales y solicitó una condena de 15 años de prisión.

Finalmente, el abogado del imputado, Pascual Celdrán, solicitó al tribunal que dicte la nulidad de la Cámara Gesell y cuestionó la validez de test realizados en ese dispositivo, “siendo hoy la prueba fundamental que tienen, por lo menos ocupémonos de que la hagan bien”, según dijo, y luego agregó que habría que buscar “otros elementos que nos permitan creer de manera férrea el relato”.

Por lo expuesto, solicitó la absolución de su defendido por el beneficio de la duda y que “subsidiariamente, se lo encuadre como un caso de estupro”.

Fuente: Diario Jornada 

Otras Noticias