Caso Zaira Rodríguez: agravaron la calificación de uno de los condenados por crimen de una piloto y le dieron prisión perpetua

Se trata de Gastón Maximiliano Murray (29), quien en junio de este año había sido condenado a 15 años de cárcel por el delito de "homicidio en ocasión de robo".
sábado, 1 de enero de 2022 · 12:45

El Tribunal de Casación Penal agravó la calificación del delito y condenó a prisión perpetua a uno de los hombres que asesinó de un tiro en la cabeza a la piloto de karting Zaira Rodríguez en 2018 en la localidad de Villa Ballester, informaron fuentes judiciales

Se trata de Gastón Maximiliano Murray (29), quien en junio de este año había sido condenado a 15 años de cárcel por el delito de "homicidio en ocasión de robo", al cabo de un juicio realizado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de San Martín.

En ese mismo debate fue declarado culpable su hermano, Pablo Daniel Murray (25), aunque por un delito más grave: "robo calificado por el uso de arma en grado de tentativa en concurso real con homicidio criminis cause", por el que recibió la pena de prisión perpetua.

El fallo en lo que respectaba al mayor de los Murray fue apelado por el Ministerio Público Fiscal (MPF) y la abogada de la familia Rodríguez, Marcela Durán Gómez, a cargo del patrocinio gratuito del Colegio de Abogados de San Martín.

También la defensa de ambos condenados acudió a Casación en favor de los hermanos, aunque en este caso el tribunal rechazó el recurso.
 

"Los hermanos Murray fueron los autores del asesinato. Uno quiso hacerse el desentendidos y la Justicia condenó como tiene que ser. El que mata debe ser perpetua efectiva. Nada devuelve a Zai pero ellos deben pudrirse en la cárcel"Claudio Rodríguez, padre de Zaira


En cambio, en cuanto a la apelación formulada por el MPF y la querella, los camaristas resolvieron hacer lugar y agravar la calificación del delito por el que fue condenado Gastón Murray, aplicándole la misma figura que a su hermano e imponiéndole la pena de prisión perpetua más la declaración de reincidencia.

Tras conocer el fallo de Casación, Claudio Rodríguez, padre de Zaira, se mostró conforme y dijo a Télam que los hermanos Murray "deben pudrirse en la cárcel".

"Hoy podemos gritar al cielo y decirle a mi hija que sus padres lucharon por su justicia. Ella era una persona de bien con mucho para dar a la sociedad", sostuvo.

"Los hermanos Murray fueron los autores del asesinato. Uno quiso hacerse el desentendidos y la Justicia condenó como tiene que ser. El que mata debe ser perpetua efectiva. Nada devuelve a Zai pero ellos deben pudrirse en la cárcel", agregó.

 

El juicio


El debate por el crimen de Zaira comenzó el lunes 14 de junio con la declaración de los padres y el novio de piloto de karting y de los efectivos policiales y peritos que intervinieron en la investigación, mientras que los dos acusados, presentes en el recinto, prefirieron guardar silencio hasta las últimas palabras.

Tras el alegato del defensor Guillermo Thomas, Pablo Murray dijo ante el tribunal estar "muy arrepentido" de lo sucedido, mientras que su hermano Gastón aseguró no haber tenido relación con el hecho.

El episodio ocurrió el 10 de noviembre de 2018 a las 20.45, en el cruce de las calles Lamadrid y Sarmiento, de Villa Ballester.

La corredora de kartings estaba con su novio Nicolás Impiomboto, también piloto pero de la categoría TC Mouras, a bordo de un Volkswagen Gol Trend blanco, estacionado en la puerta de la casa de ella cuando dos delincuentes que se movilizaban en una moto se acercaron con fines de robo.

Uno de los "motochorros" amenazó a los novios con un arma de fuego para que bajaran una de las ventanillas y, debido a ello, Impiombato arrancó a toda velocidad y embistió la moto de los delincuentes.

En ese momento, uno de los asaltantes comenzó a disparar contra el auto de la pareja y Zaira recibió un tiro en la cabeza, a la altura de su oído derecho, herida que le produjo la muerte cuando llegó al Hospital Castex.

La moto fue la clave para llegar a los sospechosos, ya que el novio de Zaira, al acelerar para evitar el asalto, se llevó por delante el vehículo y lo llevó arrastrado durante 150 metros debajo de su propio auto.

Cuando la Policía identificó esa moto por su patente pudo llegar a la casa de los Murray, donde el padre de los hermanos colaboró con la policía y entregó a su hijo Pablo, quien confesó ser el autor del crimen.