Fue a pedir comida pero terminó asesinado: lo golpearon y apuñalaron

Salta- Cada 8 de enero, las celebraciones por el día del Gauchito Gil son tradición en algunas familias. Sin embargo, pese a ser un evento que debería traer armonía entre los participantes, este año la fiesta se tiñó de sangre.
martes, 11 de enero de 2022 · 12:45

Cada 8 de enero, las celebraciones por el día del Gauchito Gil son tradición en algunas familias. Sin embargo, pese a ser un evento que debería traer armonía entre los participantes, este año la fiesta se tiñó de sangre. Un joven se acercó a una casa para pedir un poco de comida, pero terminó de la peor manera.

El hecho sucedió en la localidad de Pichanal, en Salta, cuando Cristian Cabrera, un joven de 23 años, junto a su amigo se dirigieron a una casa del barrio Nueva Jerusalén para pedir un poco de asado, que era parte de las celebraciones del "santo de los pobres". 

Al llegar, tocaron la puerta y pidieron la comida, pero fueron sacados a los empujones y, a los minutos comenzó una violenta pelea. Desde el interior de la casa, salieron varios de los invitados a la celebración para terminar con los insultos que realizaba el grupo de amigos echados del lugar.

En medio de ese tumultuoso caos, Cabrera vivió sus últimos minutos: el joven fue brutalmente golpeado y su cuerpo quedó tendido en el piso con una grave herida de arma blanca en el tórax. En tanto, su amigo fue sacado de la escena.

De inmediato, vecinos llamaron al 911 y poco después, una ambulancia llegó al lugar junto a efectivos policiales. Sin embargo, nada se pudo hacer. Cristian Cabrera había fallecido minutos antes.

Los invitados a la fiesta del Gauchito Gil se esfumaron de la escena del crimen. Desde la Fiscalía de Graves Atentados se solicitó la detención del supuesto o supuestos autores de la muerte del joven de 23 años y se logró el cometido horas después.

Cerca de las 14 horas del domingo, la Policía localizó a un joven de 21 años apodado "Zurdo", con la remera teñida de sangre, alcoholizado y con el arma asesina en su poder. Pese a esta situación, los vecinos se agolparon frente a los efectivos policiales y se quejaron de la situación.

 

Mdz

Más de