El duro testimonio de la víctima del brutal asalto en el country San Eliseo: amenazaron con cortarle la lengua a una de sus hijas gemelas

Mónica López volvió a su casa del barrio privado San Eliseo y relató el terrible momento que le tocó a vivir a ella y a su familia cuando un grupo de ladrones entró a su casa.

Escrito en NACIONALES el

 

Golpes y torturas sufrieron Mónica López y su esposo Maximiliano Ferrari cuando los ladrones ingresaron a su casa en la madrugada del miércoles y amenazaron con atacar también a sus pequeñas hijas, sino les entregaban el dinero.

La mujer contó que mientras los ladrones le arrancaban las uñas con un alicate y le preguntaban dónde estaban los dólares la amenazaban con cortarle la lengua a una de sus hijas.

“Traigan a una de las gemelas, cuando le cortemos la lengua a una van a contar donde están los dólares”, relató en declaraciones televisivas.

El hecho ocurrió en las primeras horas de la madrugada del miércoles último, cuando una banda integrada por cinco hombres logró entrar al barrio privado San Eliseo. Para hacerlo, los delincuentes cortaron el primer alambrado, hicieron un pozo para atravesar el segundo alambrado, que estaba electrificado. Luego, cortaron el el tercer alambrado.

Hasta el momento se desconoce si los casi mil metros que hay entre el cerco de seguridad y la casa robada fueron recorridos de manera directa por los asaltantes o si cortaron camino. El country es muy grande y no cuenta con una buena iluminación, hay muchos lotes sin ocupar y algunas todavía están en construcción o no tienen luz, aseguran quienes conocen la zona.

A pesar de las lluvias, aquella noche hizo calor, por lo que la familia Ferrari le sugirió a su empleada doméstica, quien suele ocupar una habitación que da al frente de la casa, que durmiera con la ventana abierta. Fue por ese lugar que a la 1 AM, la violenta banda de delincuentes logró ingresar. Las cámaras de seguridad no obtuvieron un material claro para identificar a los delincuentes, sólo registraron imágenes borrosas.

En tanto, López estuvo internada en el sanatorio Los Arcos a causa de los golpes recibidos durante el robo y acaban de darle el alta. La mujer dijo que siente pánico, que está medicada y que solamente va a entrar a su casa en el country San Eliseo de Guernica a buscar sus bolsos para luego irse a dormir a su departamento en Capital Federal o en otro lado.

La mujer cree que los ladrones sabían a donde ingresaban. “Alguien les dijo que teníamos dólares”, aseguró. “Me llamó la atención que me hablara de las gemelas ¿Cómo sabían?”, se preguntó la mujer. También le llamó la atención que no entraran a otra casa cuyo acceso era más fácil.

 

Minuto Uno