Jueves 27 de Octubre de  2022 // 13:01 hs

Chocó y mató borracho, lo condenaron y volvió a manejar ebrio

En 2013 atropelló y mató a Belén Villarruel en General Lagos. Lo inhabilitaron diez años para conducir, pero transitaba ebrio y en moto por Pueblo Esther

Escrito en NACIONALES el

Un hombre que en 2016 fue condenado a tres años de prisión y 10 de inhabilitación por conducir borracho y provocar la muerte de una joven en General Lagos, fue sorprendido en un control vehicular manejando una moto, otra vez en estado de ebriedad. Fiscalía le imputó quebrantar la sanción y quedó en prisión efectiva por “quebrantamiento de inhabilitación judicialmente impuesta”. Atravesará un nuevo juicio y podría ser condenado a prisión efectiva.

Las autoridades del gobiernos locales y el Poder Judicial tratan de articular estrategias para hacer más efectivos los controles de las sanciones impuestas a los homicidas viales en distintos proceso judiciales. Pero los actos de rebeldía se repiten, y muestra de ellos son las audiencias que se tramitan en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) semana tras semana.

Baltazar Gastón Ignacio Nucci, hoy de 44 años, es un emergente de la problemática. En noviembre de 2016 un juez Correccional le impuso una condena de cuatro años y nueve meses de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para conducir todo tipo de vehículos por el delito de homicidio culposo agravado en perjuicio de Belén Villarruel, quien tenía 23 años.

Lo hallaron autor penalmente responsable del hecho ocurrido el 9 de febrero de 2013, a las 22, cuando Belén salía de trabajar en la estación de servicio Shell de la ruta provincial 21 y A-012. La joven regresaba a su casa en la localidad de General Lagos a bordo de su moto Honda Wave. Pero en sentido contrario, también por la ruta 21, venía Nucci al volante de un utilitario Fiat Fiorino desde la ciudad de Baradero.

A la altura del Cottolengo Don Orione, entre Pueblo Esther y General Lagos, Nucci intentó adelantar un camión y cambió de carril, impactando de frente a Belén, quien falleció en el acto por las heridas sufridas.

El caso generó indignación y una pueblada en General Lagos, porque después del hecho, el acusado fue detenido una horas y quedó en libertad. Durante el juicio las pericias determinaron que manejaba a 120 kilómetros por hora, que tenía un dosaje de alcohol en sangre de 2,41 y de alcoholuria de 2,75, y que además presentaba una discapacidad visual.

El fallo de primera instancia fue apelado, y un tribunal de la Cámara Penal redujo la pena a tres años de prisión, pero le mantuvo la inhabilitación de diez años para conducir.

Otra vez borracho

Mientras la familia de Belén nunca dejó de reclamar justicia, seis años después se enteraron de un desgraciado episodio que revive toda la angustia. El 28 de julio pasado a la medianoche, Nucci fue sorprendido en un control vehicular de rutina en Pueblo Esther conduciendo una motocicleta Honda XR150, color roja y blanca dominio AO 980 BE.

Cuando los agentes de la comuna le hicieron señas, se detuvo. Obviamente no tenía licencia de conducir, que argumentó haberla dejado en su casa. Pero además, se comprobó que otra vez manejaba alcoholizado, con un valor de 0,78 miligramos de alcohol en sangre.

El hombre no fue demorado en ese momento, pero de inmediato se dio intervención a la Fiscalía sobre la grave transgresión. A los cuatro días, luego de una serie de allanamientos negativos, se presentó espontáneamente en la comisaría 2ª de Rosario, donde quedó detenido.

El jueves de la semana pasada la fiscal Valeria Piazza Iglesias, de la Unidad Especial de Homicidios Viales solicitó una audiencia para imputarle el quebrantamiento de la sanción impuesta.

Ante el juez Pablo Pinto y con la presencia en la sala los padres de Belén, constituidos como querellantes, la fiscal narró el hecho, y recordó ante las partes que debido a la condena y a la sanción, estaba inhabilitado para manejar.

La funcionaría exhibió las evidencias, recordó la fecha de vencimiento de la prohibición de manejo, circunstancia que está en pleno conocimiento del conductor, ya que fue debidamente notificado, y lo imputó por “quebrantamiento de inhabilitación judicialmente impuesta”. Luego solicitó que quede en prisión preventiva efectiva por el plazo de ley con vistas al juicio.

Por su parte, el abogado defensor Ignacio Carbone se opuso a la prisión efectiva, solicitó la libertad de su asistido, y que subsidiariamente se lo someta a un tratamiento de alcoholismo, y le autoricen salidas laborales. A su vez, el acusado prefirió no hacer uso de su derecho a declarar.

“Nunca cumplió, tiene que pagar algo por tanto dolor"

Luego, el juez autorizó la declaración de Claudia, la mamá de Belén, que era única hija. La mujer recordó que el hombre condenado por matar a su hija apenas cumplió unos meses en prisión luego de ser condenado porque un juez le otorgó la libertad. Una decisión judicial que no compartía.

Como decenas de personas que atraviesan la misma situación, Claudia describió su indignación. “Este hombre manejó siempre con total impunidad, es un reincidente, cometió el mismo delito, solo que esta vez no hubo una víctima. Estaba conduciendo una moto de alta cilindrada y alcoholemia positiva”, advirtió La Capital

Y recordó un hecho similar ocurrido en 2018, cuando ella misma se encargó de solicitar un operativo de control porque a pesar de tenerlo prohibido, el hombre iba a trabajar conduciendo un auto hasta un taller de La Paz y Corrientes.

“Ahora al menos quedó detenido por 90 días. Este hombre no cumplió nunca la sanción. Esperemos que sirve para algo, a mi hija no la voy a revivir pero estas personas tienen que pagar por todo el daño que causaron a tantas familias, y familias, a nosotros que somos padres”, dijo finalmente Claudia.

Al finalizar la audiencia el juez decidió aceptar la imputación fiscal según la calificación de los hechos y evidencias, rechazó los planteos de la defensa y ordenó que Nucci quede en prisión efectiva por 90 días a la espera del juicio. No obstante, si Fiscalía presenta la acusación antes de que se cumpla el plazo, la prisión preventiva se renovará automáticamente hasta el debate oral.

 

La Capital