Martes 25 de Octubre de  2022 // 20:27 hs

Robaron un auto y arrollaron a un policía que intentó detenerlos

El efectivo se puso al frente del vehículo, pero los dos delincuentes lo atropellaron y siguieron su camino.

Tras una persecución de 10 kilómetros, detuvieron a uno de los ladrones.
Escrito en NACIONALES el

Tras una persecución por más de 10 kilómetros, la policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo a uno de los dos ladrones que habían robado un auto en el barrio porteño de Parque Chacabuco. El arrestado tiene 32 años y viajaba como acompañante en el auto robado.

En las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad se puede ver al agente de la Policía que se puso frente al auto robado en un semáforo, apuntó con su arma, pero no logró detener a los ladrones. Estos lo atropellaron para continuar con la huida, aunque uno de ellos no llegó muy lejos. Fue atrapado intentando escapar por los pasillos de Ciudad Oculta, en Villa Lugano.

Según informó Infobae el policía atropellado fue trasladado al Hospital Santojanni, tiene una lesión en una de sus piernas que no reviste gravedad. También fue asistido por el Cuerpo Único de Psicólogos (CUP) de la Policía de la Ciudad.

Todo comenzó con una llamada al 911 que denunciaba el robo a mano armada de un Volkswagen UP rojo en Laferrere al 1.900, en el barrio porteño de Parque Chacabuco.

Agentes de dos comisarías de la Ciudad comenzaron con un rastrillaje para dar con los sospechosos. El auto fue detectado a través de las cámaras del Centro de Monitoreo Urbano (CMU). Fue el personal de la Comisaría Vecinal 8A que intentó detener la marcha del coche robado en un semáforo del cruce de la avenida Eva Perón y Saladillo, en el límite entre Mataderos y Villa Lugano.

El auto quedó encerrado en el semáforo a causa del tránsito, y aprovechando la situación uno de los policías se bajó del patrullero para atraparlos. El ladrón que manejaba maniobró rápidamente y atropelló al oficial que disparó al auto para evitar el escape. Luego huyeron a toda velocidad, dejando al policía tirado en el medio del asfalto.

Luego comenzó una persecución hasta las avenidas Piedrabuena y Argentina, donde los dos ladrones abandonaron el auto y se metieron en los pasillos de Ciudad Oculta para escapar.

Los policías de la motorizada a pie junto con oficiales de la División 15 del Departamento de Protección barrial ingresaron al barrio 15 y lograron atrapar a uno de los sospechosos que intentaba huir por los techos.

El sujeto de 32 años fue trasladado a dependencias de la Unidad de Protección Barrial N°15 y quedó a disposición del Juzgado en lo Criminal y Correccional N°51.