Miércoles 26 de Octubre de  2022 // 12:55 hs

Comenzó nuevo juicio contra Milagro Sala por supuesta sustracción de un expediente judicial en 2009

El Tribunal en lo Criminal Nº 3 de Jujuy dio inicio hoy a un juicio contra la dirigente social Milagro Sala, el abogado Antonio Bellido y el empleado judicial Marcos Romero por la supuesta "sustracción y destrucción" de un expediente de la justicia provincial en diciembre del 2009.

Enjuician a Sala por supuesta "sustracción y destrucción" de un expediente de la justicia.
Escrito en NACIONALES el

La líder de la Túpac Amaru participó por videoconferencia al estar convaleciente de un problema de salud; al ser consultada por la jueza del tribunal María Nallar se abstuvo de declarar.

La primera jornada del juicio comenzó con el testimonio de dos empleados judiciales propuestos por la fiscalía, quienes fueron interrogados sobre las labores que desempeñaban en 2009: uno de ellos aseguró que la semana pasada recibió una oferta para declarar contra Bellido, exabogado de Sala.

El testigo Jorge Luis Ruiz, exempleado en la Mesa de Entrada de los juzgados de Instrucción, declaró ante las consultas de los defensores de los imputados que recibió la propuesta de declarar contra el exabogado Bahillo a cambio de reingresar al Poder Judicial de Jujuy.

"Un funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) me dijo personalmente que si declaraba a favor de ellos volvería a trabajar", aseguró Ruiz.

El testigo relató que se quedó sin trabajo tiempo después del robo del expediente y que además sufrió varios episodios de violencia: "Me metieron preso dos veces", señaló.

Y manifestó que el 22 de diciembre de 2009 a las 12 del mediodía se encontraba en su puesto de trabajo y que ese día nadie lo consultó sobre el expediente en cuestión, que había llegado a la Mesa de Entrada.

"Cuando llegó lo incorporé y se lo entregué a Nelson 'Yayo' Echenique, que era el instructor", declaró.

Por su parte, el abogado de Bellido, Juan Cabezas, pidió que se investigue la declaración de Ruiz "ante la posibilidad de una extorsión o un cohecho derivado de un funcionario del Ministerio Público de la Acusación".

En tanto, el fiscal Darío Osinaga solicitó que se extraigan copias de la declaración de Ruiz y se remitan al fiscal de turno, para que se investigue lo que calificó como un presunto "hecho de gravedad".

En su rol de abogado, el propio Bellido pidió que se investigue "la conducta delictual de los abogados Juan Carlos Dávalos y Joaquín Campos", que que fueron mencionados por el testigo Ruíz.

"No puedo soportar que sigamos teniendo esta clase de aprietes de personas y de funcionarios del Ministerio Público de la Acusación contra un testigo para que declare en contra de un imputado, es causa aberrante", sostuvo.

A su turno, la presidenta del tribunal María Nallar dijo que se va a investigar el hecho, que "se va a definir juntamente con el veredicto".

Echenique, quién también trabajaba en los juzgados de Instrucción, relató que el día que la sustracción "había vuelto de la calle" y "como a las 10 de la mañana" se dio cuenta de la falta del expediente, sin comprender lo que había ocurrido.

A los pocos días del robo, agregó Echenique, se percató de la falta de las actuaciones al acomodar los expedientes que tenía apilados.

Sobre el día de la sustracción, dijo que esa jornada vio a Bellido en el juzgado, lo saludó y que éste le preguntó por un expediente de otra causa que él no manejaba.

Marcos Romero, también empleado judicial, está imputado como supuesto autor de los delitos de "cohecho pasivo y sustracción de documento público, en concurso ideal con el de sustracción o destrucción de documento, dos hechos en concurso real, en carácter de coautor y todo ello en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público".

En tanto, el abogado Bellido se encuentra acusado como supuesto autor de los delitos de "Cohecho activo y sustracción de documento público, en concurso ideal con el de sustracción o destrucción de documento, dos hechos en concurso real".

En el caso de Milagro Sala, se la juzga como supuesta "determinadora directa del delito de cohecho activo y de sustracción de documento público, en concurso ideal; con el de sustracción o destrucción de documento, dos hechos en concurso real".

De acuerdo al MPA, el hecho ocurrió en horas de la mañana del 22 de diciembre de 2009, en la oficina del Juzgado de Instrucción en lo Penal Nº 3 - Secretaría Nº 6-, sito en Urquiza Nº 462, de la capital jujeña.

Según la acusación de la fiscalía, en circunstancias en que su compañero de oficina ya no estaba en el lugar, el imputado Marcos Romero, auxiliar administrativo, habría aprovechado que se hallaba solo para apoderarse ilegítimamente de dos expedientes.

El juicio en el Tribunal en lo Criminal Nº 3 de Jujuy continuará el lunes próximo con la declaración de cinco nuevos testigos. Télam