La mamá de Fernando Báez se sentará en el medio de la sala de audiencias, sola, ante el tribunal: cuándo y cómo será su discurso

Será el jueves, tras el alegato de Hugo Tomei, el abogado defensor de los ocho acusados. Es un derecho que tiene la querella desde la implementación de la Ley de Víctimas. Este miércoles arrancan los alegatos, que serán transmitidos en vivo.

El juicio por el crimen de Fernando, en su etapa final.
Escrito en NACIONALES el

Habló tantas veces lo sintió. Tantas veces la prensa se lo solicitó. Quizá sea su única vía de desahogo, al menos en este tiempo donde el crimen de su hijo se volvió a instalar en los medios. Fue un impacto cuando ocurrió, aquel enero de hace tres años, y ahora todo se removió con el proceso del juicio. Graciela, la mamá de Fernando Báez Sosa (18), es otra de las imágenes fuertes del caso. Sus palabras, tras cada audiencia o en cada homenaje, quedan, retumban.

"No se le puede decir que diga nada. ¿A una madre que le mataron al hijo se le puede decir qué decir? Imposible. Su voz es muy potente", describe Fernando Burlando, el abogado que lidera la representación de los Báez Sosa, quien le confirma a Clarín que Graciela y Silvino, como hicieron siempre, estarán en los alegatos, claro, que además se quedarán en Dolores a la espera del veredicto (previsto para el 31) y que será la mamá de Fernando la que utilizará su derecho a decir las "últimas palabras".

Sí, ese derecho que tienen los acusados (¿hablará alguno de los rugbiers?) y que desde la promulgación de la Ley de Víctimas también se le otorga a la querella, a la parte damnificada. Será otro momento fuerte. Graciela se sentará en el medio de la sala de audiencias, sola, ante el tribunal, y hablará, dirá lo que le salga, lo que sienta, lo que quiera decir. Será el jueves, tras el alegato de Hugo Tomei, el abogado defensor de los ocho acusados.

"Ya hicimos el pedido y fue autorizado. El Tribunal ahí definirá cómo lo organiza, si algunos de los imputados quiere hacer uso de su derecho a hablar... Pero para Graciela ya lo pedimos y va a hablar. Va a ser el jueves", confirma Burlando, quien este miércoles abrirá y cerrará el alegato de la querella, del que también participarán Fabián y Facundo Améndola.

Desde las 9 de la mañana de este miércoles, con transmisión en vivo a través del canal de YouTube de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, comenzarán los alegatos. Primero la fiscalía, luego el particular damnificado y por último la defensa expondrán sus fundamentos con relación a las condenas y penas que solicitarán para los ocho acusados por el homicidio de Fernando.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores escuchará primero a los fiscales de juicio, Juan Manuel Dávila y Gustavo García.

Tanto el Ministerio Público Fiscal como los abogados de la víctima adelantaron que continuarán con la acusación con la que la causa fue elevada a juicio y en la que los ocho acusados son considerados responsables del delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas", que prevé una pena de prisión perpetua, y "lesiones", en relación a los ataque sufridos por amigos de Fernando.

Por su parte, el jueves será el turno de la defensa técnica, a cargo del abogado Hugo Tomei, representante de los acusados Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23).

La estrategia de Tomei ya se dejó ver durante el debate oral y se basó en demostrar que el crimen del joven estudiante de abogacía fue en el contexto de un "homicidio en riña o agresión", que según el artículo 95 del Código Penal prevé una pena de entre 2 a 6 años.

Luego llegará el turno de las "últimas palabras". Cuando eso finalice, los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lazzari darán a conocer la fecha de la sentencia, que se prevé que será 31 de enero.

El debate oral se extendió a través de 13 jornadas de presentación de pruebas y el testimonio de 87 personas, entre ellos familiares de la víctima y delos imputados, amigos de Fernando, testigos del ataque, policías, médicos, bomberos y profesionales de la salud.

Los ocho imputados aguardan los alegatos alojados en la alcaldía de la Unidad Penal 6 de Dolores, donde fueron trasladados desde la cárcel Melchor Romero el 1° de enero, previo al inicio del juicio.

Fuente: Clarin.