Asesinato Del Colectivero

Liberaron a los dos jóvenes detenidos por el crimen del colectivero de La Matanza

El fiscal decidió no pedirles la prisión preventiva en base a un plexo de pericias que recibió en los últimos días. Así, no hay sospechosos presos por el asesinato de Pedro Daniel Barrientos

Los dos jóvenes de 19 y 24 años acusados del crimen del colectivero Pedro Daniel Barrientos (55), asesinado durante un robo mientras manejaba el interno de la Línea 620 en Virrey del Pino el pasado 3 de abril, en el partido de La Matanza, fueron liberados por falta de pruebas.



La decisión la tomó el fiscal que investiga el caso, Gastón Duplaá, este martes al no pedir la prisión preventiva para los dos sospechosos, por lo que no hay detenidos por el asesinato del chofer que derivó en un paro de colectiveros y en una protesta donde fue agredido el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.



Fuentes de la investigación confirmaron a Infobae que el fiscal se basó en las pruebas de video, las testimoniales, el resultado negativo de la pericia de deflagración de pólvora y que no se pudo levantar material genético del arma encontrada en la escena del crimen.



Ya el pasado 17 de abril había sido clave en el caso que una de las pericias cruciales a los dos jóvenes, que habían sido arrestados por el crimen de Barrientos a horas del homicidio, diera negativo.



Si bien los testigos los habían identificado en rueda de reconocimiento, el análisis que se hace con la técnica de barrido electrónico, a la que muchos la confunden con el viejo Dermotest, y detecta químicos procedentes de la deflagración de pólvora; era determinante para conocer si horas antes de ser arrestados habían disparado un arma o estuvieran cerca. El resultado arrojó que no tenían residuos en sus manos ni en sus ropas.



El elemento que impulsó al fiscal a no pedir la preventiva de los detenidos y a solicitar la liberación fue que en las últimas horas recibió el resultado de la pericia al arma hallada en la escena del crimen. Se trata de una pistola Beretta calibre .40 (serie A-33075-M) que habrían descartado los autores del crimen del chofer de la línea 620 la madrugada del homicidio.



Primero se la sometió a la microscopia Electrónica de Barrido para establecer si se corresponde con la bala que mató al chofer de 55 años: “Eso parece”, deslizaron las fuentes sin confirmar el resultado de la prueba hace una semana. Tampoco se habían podido levantar huellas dactilares de la pistola y ahora se confirmó que no se pudo “sacar un perfil ADN”.



En tanto, sí hay dos detenidos por el robo del coche que usaron los asesinos del chofer para escapar. Se trata de Antonio González, alias “Pancho” y de Rodrigo Pablo Pititto, quien confesó haber participado de la sustracción del rodado.



Ese coche, que apareció quemado y abandonado en Virrey del Pino, es un Fiat Siena gris que había sido robado el 25 de marzo pasado. “El día del robo, el sospechoso pidió un viaje por una aplicación de viajes en San Justo para ir hacia Ciudad Evita, asaltó al conductor y se llevó el auto”, explicaron los detectives por ese entonces.


Esta nota habla de:
Más de Nacionales

YPF aprobó desprenderse de 55 áreas en todo el país

La petrolera estatal reducirá su patrimonio
Así lo informó la compañía al mercado tras la reunión de directorio para avanzar en la aprobación del proyecto de racionalización que busca optimizar el portafolio del upstream convencional, permitiendo a la empresa continuar desarrollando las áreas convencionales y no convencionales.