Alberto Fernández le habló directo a Macri: "Dejaste un desastre"

En un gesto insólito, el Presidente aprovechó una entrevista televisiva para hablarle directamente a su antecesor y le espetó sin rodeos: "Dejaste un desastre" en la Argentina. Además, consideró que Macri "debe tener un problema de amnesia severo" y le endilgó "exacerbar el odio y la locura".
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 08:24

 

En un gesto insólito, el presidente Alberto Fernández aprovechó una entrevista televisiva para hablarle directamente a su antecesor, Mauricio Macri, y le espetó sin rodeos: "Dejaste un desastre" en la Argentina, y luego le enumeró algunos ‘logros’ de su gestión que, según el mandatario, concluyó luego de haberlos encontrado paralizados por el gobierno de Cambiemos.

Además, Fernández consideró que Macri "debe tener un problema de amnesia severo" y que le "impacta escucharlo hablar con tanta impunidad", e incluso le endilgó al exmandatario y a la oposición que "exacerba el odio y la locura" entre los argentinos.

Durante una entrevista con el canal de noticias C5N, Fernández tomó una postura inusual para un mandatario presidencial cuando fue consultado sobre las anteriores declaraciones televisivas de Macri: mirando fijamente a la cámara y enumerando una amplia lista de cuestiones, el presidente le contestó al propio expresidente de manera directa y tuteándolo.

"Macri, para que recuerdes, la cuarentena nos permitió poner de pie un sistema de salud que vos dejaste destruido, crear un Ministerio de Salud que vos cerraste, poner en pie un Ministerio de Ciencia y Tecnología con el que vos terminaste, poner en marcha una serie de hospitales que estaban construidos en 2015 y que por decisión de tu gobernadora (bonaerense María Eugenia Vidal) nunca se inauguraron", fueron las palabras de Fernández hacia su antecesor.

"Tuvimos que poner en marcha más de 60 hospitales, multiplicamos dos veces y media la cantidad de camas de terapia intensiva que había en Argentina. En tu gestión todo eso no existía y tuvimos que hacerlo durante la cuarentena", amplió. También le espetó que "la cuarentena sirvió para que Argentina se ponga en orden después del desastre en que dejaste la Argentina".

Abandonando su discurso hacia Macri, Fernández retomó la rutina de la entrevista y espetó: "Me impacta escucharlo hablar con tanta impunidad al expresidente, que debe tener un problema de amnesia severo".

Incluso el Presidente ratificó que Macri le dijo que "murieran los que tuvieran que morirse" al hablar meses atrás, al inicio de la cuarentena obligatoria, lo que había sido desmentido por su antecesor. "Yo no miento, lo que yo dije que Macri me dijo efectivamente me lo dijo; lo aseguro, lo reafirmo y lo sostengo", enfatizó.

Además, Fernández consideró "asombroso" que Macri hable de una supuesta "persecución" en su contra, y dijo que "ellos ven en nosotros lo que ellos nos hicieron todos estos años". "Es asombroso que Macri diga que lo perseguimos, si se espiaban entre ellos, No sé qué desconfiaba Macri de (el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez) Larreta", aseveró.

Por otro lado, Alberto Fernández se refirió en duros términos a las manifestaciones ciudadanas del pasado lunes 12 de octubre, especialmente las que se llevaron adelante en la residencia de Olivos y frente al departamento de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: "Son una práctica absolutamente reñida con la democracia, producto de la acción de un grupo de dirigentes políticos que exacerban los ánimos y la locura".

"Es increíble que un medio ponga los lugares para ir a manifestar y la dirección de la vicepresidenta (Cristina Kirchner)" para dirigirse a protestar a su casa, aseveró en referencia a lo publicado anteriormente por el diario Clarín, y advirtió que manifestaciones como las de este lunes "potencian los contagios" de coronavirus, culpa de "un sector de la dirigencia argentina a la que exacerbar el odio le sirve y hace todo lo posible para que la grieta se profundice".

También negó que se estén afectando las libertades individuales: "Es como que el médico le diga a quien tiene diabetes que no coma dulces y que el paciente piense que le está coartando la libertad. Ese disparate está en boca de muchos sectores que dicen ser dirigentes políticos. En una democracia debe haber distintas reflexiones y no se debe adjetivar al opositor o descalificar al que no piensa como el que se manifiesta. Por momentos hay una demanda absurda donde todo se mezcla".

Asimismo, expresó que "entiende" a quienes no están conformes aún con los resultados del actual Gobierno o pueden sentirse frustrados, pero advirtió que "el mayor problema lo originó" cuando estuvo en el poder "esa oposición que hoy se muestra monolítica e inquieta".