El kirchnerismo redobló la presión sobre toda la Corte

El diputado nacional Leopoldo Moreau respaldó la ofensiva contra Carlos Rosenkrantz, y apuntó contra el resto de los miembros del máximo tribunal.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 10:54

 

Desde el kirchnerismo duro apuntaron este lunes contra todos los integrantes de la Corte Suprema al asegurar que la conformación actual del cuerpo “está agotada”. 

"Esta es una Corte agotada que juega al truco más que apoyarse en decisiones jurisprudenciales. Es una Corte que está institucionalmente muy degradada y jurídicamente no tiene el nivel de otros tiempos”, planteó el diputado nacional Leopoldo Moreau en diálogo con Ernesto Tenembaum en radio Con Vos.

El ataque del legislador que integra el núcleo duro K en la Cámara baja llega después de su par Vanesa Siley presentara un proyecto de resolución para promover el juicio político contra Carlos Rosenkrantz, el presidente de la Corte.

Moreau, fiel a su estilo, redobló la apuesta con un curioso argumento para cuestionar a los integrantes actuales del tribunal. El diputado elogió al fallecido Carlos Fayt, un juez que fue presionado por el kirchnerismo para que renunciara durante los gobiernos de Cristina Kirchner.

“Yo tenía diferencias enormes con Fayt, pero la verdad que jurídicamente era un tipo impecable. Ni hablar de Argibay y de Zaffaroni. Yo veo que esta Corte está muy por detrás de esos niveles”, resaltó Moreau. 

Y agregó: “Veo una Corte con dos señores que aceptaron ingresar por decreto (en alusión a Rozenkrantz y Rosatti). Elena Highton de Nolasco tiene vencido su mandato y a diferencia de Zaffaroni que renunció y se fue, tiene un fallo a su favor. Lorenzetti ha tenido actitudes disruptivas permanentemente y se sacaba fotos con Moro (juez brasileño que investigó la corrupción en el gobierno). Y Maqueda, sobre quien tengo un gran respeto personal, está en una especie de zona de confort".

La ofensiva K surge en medio de la polémica por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, que investigaron a la actual vicepresidenta y fueron desplazados por el gobierno nacional, cuya situación es analizada por la Corte a través de un per saltum que fue admitido la semana pasada.

Si bien la Casa Rosada trató de despegarse del pedido de juicio político contra Rozenkrantz, las fuertes críticas de Moreau confirman que la jugada de Siley, más que un plan aislado, es un movimiento en bloque de diputados que responden a Cristina Kirchner contra los cinco integrantes del tribunal.

Fuente: Infobae