Cuánto pagaría Máximo Kirchner por el impuesto a la riqueza

Con un patrimonio declarado de 292 millones de pesos, y aún estando bajo embargo judicial, el diputado debería tributar 5,8 millones de pesos.
miércoles, 18 de noviembre de 2020 · 08:14

El Congreso inició el debate sobre el Impuesto a la riqueza, una gravamen propuesto por Máximo Kirchner y con el que el oficialismo busca recaudar unos 307 mil millones de pesos que se aplicarán a planes de salud y proyectos productivos en el contexto actual del Covid19. Con su fortuna embargada, el líder de La Cámpora no quedará exento de hacer frente a este nuevo impuesto si se mantienen los parámetros iniciales: quienes poseen patrimonios de 200 a 300 millones de pesos, deberán aportar un 2%. Ante la Oficina Anticorrupción (OA), Máximo declaró ser dueño de $ 292 millones.

Según la AFIP, al menos unos 10.000 contribuyentes quedarán alcanzadas por el impuesto promovido por el kirchnerismo. En la oposición sostienen que el universo de personas físicas que deberán hacer frente a este gravamen será aún mayor.

¿Cómo es la escala planteada que se debatirá en el recinto de la Cámara de Diputados? Quienes tiene patrimonios de 200 millones de pesos deberán tributar un 2%. Esa tasa se eleva a 2,25% para fortunas entre 300 y 400 millones de pesos; a 2,50% entre 400 y 600 millones de pesos. El ascenso continúa al 2,75% para quienes sean dueños de una fortuna de 600 a 800 millones de pesos.

La escala sigue: 3% de impuesto a los patrimonios de entre 800 y 1.500 millones de pesos; 3,25% a los de 1.500 millones a 3.000 millones, y finalmente el 3,5% a quienes posean bienes por encima de los 3.000 millones de pesos.

Con su fortuna completamente embargada, el diputado Máximo Kirchner sin embargo también deberá hacer frente a este impuesto, ya que declaró tener 292 millones de pesos: en un año sus bienes crecieron casi un 50%.

El patrimonio del hijo de la vicepresidenta es en gran parte producto de los bienes heredados por Néstor Kirchner. Ese acervo patrimonial incluye 25 propiedades, la participación accionaria en tres empresas (Los Sauces SA, Hotesur SA, CoMa SA), había un conjunto de plazos fijos que derivaron años después en los 6 millones de dólares que la Justicia encontró en una caja de seguridad a nombre de Florencia Kirchner.

Pero además, desde marzo de 2016 Cristina Kirchner concedió todo su patrimonio en partes iguales a sus dos hijos, lo que también incrementó los bienes declarados por el diputado nacional.

Desde entonces la principal fortuna de la familia Kirchner la tiene Máximo. Ante la Oficina Anticorrupción (OA) declaró tener 291.739.213,02 pesos, lo que representa un incremento de casi 100 millones en un año en relación al período fiscal anterior. Esta cifra es superior al patrimonio que tenía Cristina Kirchner cuando dejó la Casa Rosada, cuando declaró bienes por 77 millones de pesos.

El diputado nacional declaró entre sus bienes una caja de ahorro en dólares, con 516.072,46 dólares producto de la herencia, que según admite equivalían a 30.804.365,14 pesos cuando firmó la declaración.

No es lo único que declaró en moneda extranjera. En su declaración jurada también consignó otra caja de ahorro con 2.332.000 dólares, también producto de la herencia, lo que en moneda local equivale a 139.197.080 pesos. Es decir que Máximo dijo tener un total de 2.848.072 dólares. Casi tres millones, con un tipo de cambio de 59,69 pesos. Se convierte en la principal base de su riqueza.

Respecto a las propiedades que declaró​, de esos 27 inmuebles dos los compró con ingresos propios y los restantes son producto de la herencia recibida: Tienen un valor de $ 89.801.321.

Pese a la cifra declarada, Máximo Kirchner enfrenta dos procesos judiciales por lavado de dinero y en una de esas causas fue procesado como organizador de las maniobras delictivas, siendo la vicepresidenta la jefa de la asociación ilícita, según sostiene la acusación.

En total sus embargos superan los 900 millones de pesos.

¿Puede en esta situación hacer frente a un nuevo impuesto? El embargo sólo le impide vender, desprenderse de su patrimonio, y las intervenciones judiciales ordenadas sobre las empresas lo corrieron de la administración de las mismas sin poder hacer un usufructo directo del producido comercial. Sin embargo, esto no lo deja exento de las responsabilidades fiscales. Si el proyecto se aprueba como fue planteado, por este nuevo impuesto debería afrontar un pago de 5.840.000 pesos.

Todo aquello que le corresponde frente al organismo recaudador, "por más que él no esté a cargo del manejo de sus bienes, será derivado a la intervención judicial, que deberá hacer frente a lo correspondiente", indicaron fuentes judiciales a Clarín.

En la actualidad la intervención judicial es la que se ocupa -con los ingresos de las empresas- de pagar una moratoria fiscal a la que ingresó Máximo Kirchner después de cuatro años de impuestos impagos. Esos gravámenes le corresponden como dueño del 50% de las propiedades heredadas que son administradas y explotadas por el Condominio Máximo y Florencia Kirchner.

El año pasado, la Justicia eximió a la hija de la vicepresidenta de hacer frente al pago de los impuestos y derivó tal responsabilidad a la intervención. Mismo criterio se aplicó con la deuda adquirida por el diputado nacional que superaba los $ 4 millones. (Fuente: clarin.com)