La carta con la que Máximo Kirchner quiere golpear al PJ bonaerense

El diputado nacional y conductor de La Cámpora visualiza las elecciones de este año y las del 2023 como escenarios de batalla contra los intendentes peronistas del conurbano que son reticentes a aceptar su liderazgo en el PJ de esa provincia.
sábado, 30 de enero de 2021 · 02:59

 

Deseoso de acaparar la mayor cantidad de poder político posible, Máximo Kirchner quiere quedarse con la presidencia del principal aparato partidario del país: el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, la reticencia de algunos intendentes del conurbano le impide acceder al cargo, para lo cual está ideando una estrategia en el seno de La Cámpora con la que pretende asestar un duro golpe a los sectores 'rebeldes' del peronismo.

“Los armadores de Máximo Kirchner que están buscando referentes en distintos distritos para pelear en las elecciones de 2021 y 2023, se han fijado en Horacio Pietragalla Corti, que tiene cierto encanto para los sectores de izquierda por su historia de hijo de desaparecidos, su militancia en la agrupación HIJOS y su muy buena relación con Máximo y Cristina Kirchner”, detalló el periodista Beto Valdez en el programa Verano de Noticias, del canal LN+.


Como secretario de Derechos Humanos de la Nación, Pietragalla ha protagonizado algunas polémicas, como su insistencia para impulsar al inicio de la pandemia la liberación de miles de encarcelados, incluyendo a varios condenados por delitos de corrupción en el kirchnerismo, y su reciente negativa a aceptar las denuncias por violaciones a los derechos humanos en Formosa, lo que le valió cierto ascendente entre la militancia kirchnerista.

¿Cuáles son los planes de La Cámpora para Pietragalla? “Lo están empoderando para empezar a recorrer Esteban Echeverría, el municipio gobernado por Fernando Grey, el hombre ‘rebelde’ que le está impidiendo a Máximo Kirchner asumir la presidencia del PJ bonaerense”, señaló Valdez. 


Sin embargo, desde la otra vereda no se quedarán de brazos cruzados, advirtió el comunicador: “En el entorno de Grey dicen que si vienen a plantarles candidatos a sus territorios, le van a plantar candidatos propios en los territorios de ellos. Por ejemplo, en Quilmes", donde gobierna la camporista Mayra Mendoza.

Algo similar acotó su colega Pablo Fernández Blanco: “El poder de Máximo y Cristina Kirchner dependen de cómo les vaya en las urnas. Donde el peronismo tradicional vea un poquito de luz, tratará de meterse”.