La fuerte pelea entre Cristina Fernández y Máximo Kirchner por un polémico funcionario

Aunque mantienen coincidencias en muchos otros aspectos, la vicepresidenta y su hijo no pueden ponerse de acuerdo sobre el futuro de un funcionario muy polémico y que causa muchos dolores de cabeza en el oficialismo.
miércoles, 27 de octubre de 2021 · 09:37

 

Las feroces internas en el Frente de Todos (o Todos, como se lo quiere dar a conocer ahora) comienzan a desgarrar lentamente el seno de la familia Kirchner. Aunque mantienen coincidencias en muchos otros aspectos, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo Kirchner no pueden ponerse de acuerdo sobre el futuro de un funcionario muy polémico y que causa muchos dolores de cabeza en el oficialismo: Sergio Berni.

Según informó anoche el periodista Nicolás Wiñazki en su programa W Ver y Rever, del canal TN, las internas en el kirchnerismo "son tan grandes que hasta Máximo Kirchner está discrepando con su mamá Cristina Fernández de Kirchner sobre un tema crucial: qué hacer con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni".

"Máximo y Berni se putearon fuerte, pero Berni sigue en su puesto sostenido por Cristina y Axel Kicillof", señaló Wiñazki haciendo referencia a la escandalosa pelea que protagonizaron el líder de La Cámpora y el funcionario bonaerense horas después de consumarse la derrota del kirchnerismo en las PASO del 14 de septiembre, incluso con intentos de irse a los golpes en medio de una fuerte tensión que todavía no se disipó.

De hecho, Berni fue por más y fiel a su costumbre de morderle los talones a sus adversarios, le pegó con cierta crudeza al ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, que tampoco se quedó callado. "Está claro que Berni va contra los funcionarios de Alberto Fernández, pero tampoco sostiene simpatías con Máximo y La Cámpora", analizó Wiñazki en relación a los vínculos políticos de un funcionario aparentemente más preocupado en consolidar una candidatura para 2023 que en abocarse a solucionar los graves problemas de inseguridad en el conurbano.

En cuanto a Alberto Fernández, el conductor advirtió que "está raro" y "desanimado", y comentó: "Después de la derrota en las PASO y su choque con Cristina Fernández de Kirchner, Alberto se encerró en sí mismo, se queda bastante tiempo en la Quinta de Olivos y cortó el diálogo con varios de sus ministros. Los que se quejan son Matías Lammens, Elisabeth Gómez Alcorta y Martín Soria, quienes aseguran que el presidente casi no los atiende".

MDZ